Daniel Bordignon, el canterano de Baskonia que ha sido una de las piezas clave de C.B. Peñas Huesca en esta temporada ha regresado a Vitoria para seguir trabajando y preparar la próxima temporada. Desde la distancia hace balance de los buenos resultados conseguidos por el equipo y reconoce que en estos meses ha crecido como jugador.

peñas - planasa navarra 13A finales de agosto C.B. Peñas Huesca anunciaba la llegada al equipo de Daniel Bordignon, una ala-pivot brasileño, con nacionalidad italiana, de 19 años y 2,04 de altura cedido por Baskonia, que había militado en Planasa Navarra en la anterior temporada. Todo apuntaba que Bordignon sería una pieza importante en el equipo peñista y  así se confirmó a lo largo de la temporada.

“Hemos ido paso a paso sin poner límites y llegamos a la final”

En una entrevista publicada por su club, Bordignon hace balance de cómo ha sido este año para C.B. Peñas Huesca: “Empezamos la temporada con la mentalidad de mantener la categoría. Hemos ido paso a paso, sin poner límites y llegamos a la final. Ahí no pudo ser pero todo el mundo acabó muy contento y muy feliz con el resultado”

“En Huesca he crecido como jugador, he acabado muy contento”

Respecto a su juego en Huesca Bordignon resaltaba que había crecido como jugador .“He jugado bien, creo que he hecho una buena temporada y, aparte, el equipo ha estado ahí arriba y esto ayuda también”. Solo lamentaba esa lesión de espalda que le impidió disputar el último partido de la final del play off ante Melilla “Perderme el último partido ha sido lo más difícil. Dejas de jugar la final. Pero son cosas que pasan en el baloncesto. Me quedo con todo lo anterior, llegar hasta allí y que he disfrutado del baloncesto y he mejorado”.
“Este es un verano bueno para trabajar y llegar lo mejor posible a la próxima temporada”

El brasileño está ya en Vitoria y sigue trabajando con la mirada ya en la próxima temporada. “Es un verano bueno para trabajar. No tengo nada con la selección, ningún torneo, así que toca trabajar y llegar lo mejor posible a la próxima temporada”.

Pendiente de cual será su destino, Bordignon admite que su máxima ilusión sería quedarse en Vitoria: “Desde que he llegado aquí trabajo para eso. Ya se verá, ¡ojalá!. Sería un orgullo y la máxima ilusión jugar en Baskonia”.