El equipo oscense de ultimate frisbee, BolskanDisc LaManoDelDiez, realizaba su desplazamiento más largo como equipo para disputar el campeonato de España mixto sobre arena en las playas de Gran Canaria, con varias bajas de importancia dada la distancia y el coste, pero con un objetivo claro, seguir en primera división, para lo cual se habían preparado durante los últimos meses de entrenamientos.
Equipo BolskanDisc
Equipo BolskanDisc | Foto: C.Pascual

Emplazados en un difícil grupo, los oscenses debían de jugar 4 partidos el sábado para dilucidar si luchaban por el título o por no descender, dependiendo si eran o no uno de los dos primeros del grupo. Para ello la jornada del sábado bajo un sol presente durante todo el día con temperaturas cercanas a los 30º, comenzaba contra Murciélagos de Valencia, contra quiénes se empezó muy mal arrastrando las diferencias iniciales hasta el final del partido para el 7-11 final en contra. La derrota pareció espolear a BolskanDisc LaManoDelDiez, que en su segundo partido salió mucho más concentrado, y dominó el partido desde el inicio para llevarse una cómoda victoria por 11-5 contra Quijotes de Madrid. En el tercer encuentro ante Guayota de Tenerife se consiguió aguantar el resultado hasta mediado el partido, pero un mejor juego en largo de los tinerfeños acabó con un 9-12 favorable a los isleños a pesar de no bajar los brazos en ninguna fase del partido. Solamente quedaba 1 encuentro contra Discterics de Girona, pero los oscenses llegaban con un parón de 3 horas por medio que aprovechó muy bien el rival para conseguir una abultada ventaja inicial que a base de casta se consiguió recortar en parte para acabar con un 6-11 final.

Con todo ello BolskanDisc LaManoDelDiez se veía abocado a luchar por no descender, llegando al pull bajo con los 3 peores equipos de cada grupo y arrastrando la victoria contra Quijotes de Madrid y la derrota contra Murciélagos de Valencia, y con la sensación de que dos malos inicios en el primer y último partido del sábado, no permitió a los verdes luchar por cotas mayores o al menos poder plantar cara en estos choques.

Así pues el domingo se comenzaba jugando contra el anfitrión y tercer clasificado del otro grupo, Atis Tirma de Gran Canaria, a quien nunca se había conseguido ganar en toda la historia de BolskanDisc LaManoDelDiez, pero el destino quiso que esto ocurriera en sus playas, y con un juego rápido, serio y seguro que permitió dominar en el marcador con cortas distancias, a pesar de que en el arreón final de los canarios, donde llegaron a empatar, apunto estuvieron de conseguir la victoria con una gran defensa en el último punto de los oscenses en la zona rival cuando ya se cantaba la anotación, que propició que en el siguiente ataque se consiguiera llegar a la zona rival y ganar por 10-9 en lo llamado punto universal. Una victoria que proporcionó mucha motivación en el cuadro verde que se vio reflejada en el siguiente partido contra Peixets de Barcelona, a quien con un juego rápido y con confianza se doblegó sin problemas por 13-4 certificando la salvación a falta de 1 partido por disputar. El último partido sería contra Magec de Tenerife, que también había conseguido mantenerse en primera división, en un encuentro que los oscenses dominaron hasta por 4 puntos de diferencia, pero mediado el encuentro el viento comenzó a soplar con fuerza, y esta vez los tinerfeños supieron aprovechar este factor al que están acostumbrados en las islas para dar la vuelta al choque y en el punto universal conseguir la victoria por 11-12 que les daba a los canarios la sexta plaza y a los altoaragoneses la séptima tras un triple empate entre los puestos 6 y 8.

Objetivo cumplido pero sensaciones encontradas sabiendo que se podría haber conseguido un resultado un poco mejor si no hubieran existido ciertos momentos de desconexión en el juego. No obstante alegría del lado de BolskanDisc LaManoDelDiez por mantenerse un año más en primera división mixta en playa y conservar así al equipo en la máxima categoría en todas las disciplinas, tanto masculino, femenino como mixto tanto en césped como playa.

El torneo se fue para Bravas de Barcelona en una disputada final con MubiDisk de Lanzarote, el descenso lo certificó Peixets de Barcelona y Quijotes de Madrid, y los ascensos a primera división, dado que también se disputó esta categoría, fue a parar a DiscKatus de Madrid y Guayota B de Tenerife, en un campeonato donde hubo 10 equipos en primera categoría y 7 equipos en segunda, con muchas ausencias por las conexiones aéreas y los costes.

.