Imagen durante el partido | Foto: ADEMAR de León
León sigue siendo tierra por conquistar.

Se dibujó durante la semana previa al choque cierta esperanza en rascar algo positivo de una de las mejores pistas de la Asobal con la misma franqueza, o temor, a que el siete de Guijosa actuara como un martillo pilón. La derrota contra Anaita en la pasada jornada debió escocer a los locales y seguro que salieron espoleados. León tiene una buena plantilla, con profundidad en el banquillo. Aquí perdió esta temporada Naturhouse lo que sirve para calibrar su poderío. Y Bada sufrió un primer acto de acoso y derribo. Arrancó con un siete metros en contra y siempre le tocó ir a contracorriente.

Bada buscó contrarrestar el poderío de León metiendo centímetros y kilos en el centro de la defensa. A los 6 minutos del inicio, León gobernaba con un 3-0 claro. Consumía los minutos más acertado en defensa que el siete de Bada y empezó a cimentar allí su victoria. Y cuando tú estás cegado y el rival juega con radar lo único que puedes esperar es que todo termine pronto y plantearte, eso sí, de terminar de la mejor forma posible: dando la cara. Si Bada no estuvo, León se gustó. Su defensa fue como un castillo. Costoya por el lado izquierdo, Vieyra por el derecho apuntalaban el acierto de los robos en defensa que permitieron al equipo de Guijosa montar contras letales con el jovencito Juanín y Mario López sin fallo.

El primer acto se cerró con un contundente 17-10 en el marcador. El segundo arrancó con el mismo guión y la portería para Arguillas en la búsqueda de poner un intento de freno ante un rival avasallador. Bada seguía confiado al poder de lanzamiento de Teixeira que firmaba en ese momento cuatro goles de siete lanzamientos. Mediado el segundo acto, la diferencia era de +11 para León (27-16).  A diez minutos del final, Bada tuvo ese punto de coraje para perder, pero con orgullo. Con Ariño en el avanzado o con defensa 3:3, Bada buscó robar bolas, acortar diferencias en el electrónico y meter un buen susto a los de Guijosa que vieron cómo un parcial de 0-7 -13 minutos León sin meter un tanto- dejaron un marcador final 28-24. Se perdió ante un rival con más poderío de plantilla y presupuesto. Toca pensar en la cita contra Bidasoa.

Ficha técnica

Ademar BM León: Cupara (p), Mario López Álvarez (4), Simonet (1), Juanín García (3), Piñeiro (1), Vieyra (3) y Cosotoya (4). Siete inicial. Biosca (ps), Carou (2), Arce, Sampaio (4), David Fernández, Juanjo Fernández (3), Jaime Fernández (2), Huerta (1) y Javier García.

Bada Huesca: Jorge Gómez (p), Tiexeira (7), Alberto Val (1), Carmona, Camas (3), Carró y Oier (4). Siete inicial. Arguillas (ps) (1), Mugerza, Eloy Félez, Ariño (4), Mira, Marcelo (4), Bonanno y Garzo.

Parciales cada cinco minutos: 2-0, 6-3, 10-6, 12-7, 14-8, 17-10 (descanso) 21-11, 24-13, 27-16, 28-18, 28-21, 28-24

Árbitros: Fernández y Murillo. Excluidos Piñeiro, Vieyra y Juanjosé Fernández por León; Teixeira (2), Carró y Mira por el Bada Huesca.