Sin duda la victoria más bella. Ganar al BM Aragón y en su casa. Glorioso. Y, además, con Deme teniendo con el tiempo cumplido la posibilidad de empatar a 25. Fue un final loco. Pudo volver a Huesca el Bada con un solo punto, y no hubiera sido justo. Se trajo los dos.
Demetrio, segundos antes del lanzamiento que pudo darle el empate al BM Aragón
Demetrio, segundos antes del lanzamiento que pudo darle el empate al BM Aragón

En un partido de poder a poder se impuso quien hoy marca el paso en el balonmano aragonés. Y no fue fácil. Quizá la tensión estuvo por encima del juego. Pero qué más da. Lo importante era volver a las esencias. A lo que hace grande a este siete. Y pasó por todos los factores posibles. Dominó en el electrónico, vio cómo perdía la ventaja, notó el aliento de que se le escapaba el partido, creyó en su juego, se reactivó, volvió a dominar en el intercambio de golpes y finalmente venció. Todo un mundo en 60 minutos eléctricos.

El Bada tuvo al BM Aragón con respiración asistida durante la primera parte y cinco minutos locos sirvieron para que los de Zaragoza recobraran el pulso, se adueñaran de la situación y acabaran el primer acto por delante. Ver para creer. El Bada salió como se esperaba después de haber firmado un partido horrible contra Anaita. Se puso el traje de faena, el de la solidaridad y se hizo durante muchos minutos dueño del pabellón Siglo XXI. Con Marco Mira plenamente restablecido y la sorpresa de Arguillas de inicio bajo palos puso la proa en el electrónico. BM Aragón compareció con la tensión propia de quien va último y ve cómo las hojas del calendario cada vez son más escasas. Su salvación solo pasa por ganar y esperar a que algún otro caiga al pozo.

Con Dijà moviendo la equipo y Doldán buscando huecos en el pivote para las entradas de la primera línea arrancó el siete altoaragonés. Novelle y Mugerza hicieron daño a un BM Aragón que pudo complicarse mucho la vida. Siempre por debajo en el electrónico y con una doble exclusión a Demetrio Lozano –zarandeó a Doldán y protestó la decisión ante lo que los árbitros no se amilanaron- llevaron al histórico jugador capitán  a ver la mitad del primer acto desde  el banquillo. El 4-7 en el electrónico se fue al 4-9. Una renta para coger distancias y jugar con suficiencia.

Pero ya se sabe. Esto del balonmano en ocasiones es fe, en otras suertes y en algunos infortunios. El 6-11 marcado por Adrián Nolasco puso el punto final a la gloria del Bada en la primera parte. Una exclusión a Eloy abrió la puerta a la recuperación del BM Aragón. Un parcial de 5-0 –con exclusión de Cabanas entre medio-  elevó el espíritu de los locales para cerrar el primer acto con un 13-12 y un jugador más ya que Mira fue excluido en el 29.

El regreso no fue bueno. El BM Aragón entró más calibrado y con Fuertes haciendo mucho daño en el pivote. Mira y Eloy se las veían y deseaban para controlar a un tipo con peso y movimiento para desencajar al 6:0 altoaragonés. Llegó a ir perdiendo de tres el Bada (17-14)  cuando Escribano se puso en el adelantado para ahogar el juego local. A los 51 minutos de juego se niveló el electrónico y el partido entró en una fase loca. Nadie era dueño y señor del 40×20 de un partido en que los locales se hartaron de protestar las decisiones de los colegiados, algunas, discutibles… para ambos banquillos. Llegados a este punto debía prevalecer la calidad. La razón por la que uno navega mirando la zona noble y el otro busca escapar de ser quien abrocha la clasificación. La realidad es que la situación en la tabla poco importaba. Empezó a mandar el Bada en el electrónico pero todo transcurría con el corazón en un puño para llevarse dos puntos de oro. Porque lo necesitaba y porque era contra el eterno rival. Sin duda, la victoria más bella que sirve para creer.

[accordion]
[acc_item title=”FICHA TÉCNICA”]

BM Aragón: Fernández (pp), Johny, Lancina, Linares (2), Fuentes (7), Demetrio Lozano (2) y Sorli (4). Siete inicial. Franco (ps), Sergio García (3), Camas, Tuquet (2), Arnillas, Cartón (1), Millán, Ariño (3) y Tejedor.

Bada Huesca: Arguillas (p), Cabanas (3), Doldán (3), Mikel (5), Novelle (4), Oier (2) y Dijà (5). Siete inicial. Pejanovic (ps), Rochel (1), Eloy, Alex Marcelo , Adrián Nolasco (1), Mira (1), Escribano, Víctor Sánchez y Jorge Lafuente.

Árbitros: Merino-Moyano. Excluidos Linares, Tuquet, Fuentes y Demetrio (doble) por el BM Aragón; Cabanas, Eloy (2), Oier, Mira (2) y Adrián Nolasco por el Bada.

[/acc_item]

[/accordion]