Foto: www.fransaiz.com

¿Por qué y cómo evitar que se duerman las manos en la bicicleta?

Todo tipo de deporte que se practique puede ofrecernos muchos beneficios (sobre todo en bicicleta) pero al mismo tiempo podría ocasionar algún tipo de problemas, y precisamente eso es lo que pasa con el ciclismo, el cual da muchos beneficios para las personas, pero suelen aparecer algunos cosquilleos que a la larga se vuelven incómodos y también dolorosos en las manos.

mano

Hay que tener en cuenta que nuestras manos absorben los impactos de la carretera y nos ayudan a soportar nuestro peso. Sin embargo, entre lo que molesta más a la mayoría de ciclistas, podemos mencionar esa sensación de tener las manos “dormidas” como se dice popularmente.

La culpa la tiene la posición que coge la muñeca la mano y el ángulo que hacen con el manillar, entonces se ejerce una presión sobre los nervios la cual nos produce el adormecimiento

nervio-cubitalSiempre pensamos que el ciclismo es un deporte donde solo trabajan las piernas, pero estamos muy equivocados porque la parte superior también trabaja y una de la lesión mas común en esta parte es la llamada neurópatia del manillar a causa del golpeteo de la carretera, las vibraciones y la mala posición con la que agarramos el manillar que nos inflama el nervio cubital.

Las personas suelen buscar todo tipo de ayuda para este tipo de problemas, sin embargo, pareciera como que las soluciones naturales ofrecen mejores posibilidades, puedes leer un poco sobre esto que te vamos a explicar a continuación. Recuerda que estos problemas no te dejan disfrutar tu deporte tranquilamente. Empecemos conociendo un poco sobre el origen del dolor.

¿Qué tanto conoces acerca del nervio Ulnar?

nNuestro cuerpo está lleno de nervios con diferentes tipos de nombre, pero nosotros queremos centrarnos en el llamado “Ulnar”. Este nervio tiene un recorrido bastante grande en nuestro cuerpo, sabemos que llega hasta la punta de nuestros dedos, pero comienza directamente desde los hombros.

Al analizar un poco la situación, sabemos que también pasa por nuestra palma, y es justo en esta parte donde suele ocasionar algunos dolores que si no se tratan a tiempo podrían convertirse en nuestro talón de Aquiles, y hasta podrían ponernos a pensar en dejar el ciclismo.

Las palmas de nuestra mano siempre se ubican sobre el manillar de la bicicleta y por ahí comenzamos a encontrarle un poco de sentido a los dolores, puesto que, hacemos presión sobre el nervio Ulnar y lo dejamos dolorido.

No cabe ninguna duda de que estamos hablando de una dolencia que realmente puede resultar muy incómoda, se puede producir gracias a que no tenemos la posición correcta cuando estamos manejando la bicicleta, por tal motivo terminamos causándole mucho dolor al nervio del que hablamos, hacemos demasiada presión en nuestra palma y cuando terminamos de ir en bicicleta entonces comienzan esos cosquilleos muy incomodos, los cuales nos dan esa sensación de que tenemos las manos dormidas o se nos produce ese dolor tan horrible que nos hace pensar que no deberíamos de volver a tocar una bicicleta jamás. Esto tiene nombre y se conoce como Parestesia.

¿Cuál es la solución a mi problema?

Como mencionábamos más arriba, el problema central radica en el hecho de que tenemos todo el peso de nuestro cuerpo justo sobre las manos. Por tal motivo nos comienza a dar la parestesia, y está centrado a la mala posición que utilizamos cuando vamos en bicicleta.

Yo creo que el que mejor lo puede explicar es Javier de VelodromStudioTV

Debemos de comenzar corrigiendo este problema, ya que, si no lo hacemos, aunque tomemos algún tipo de remedio oral siempre vamos a seguir padeciendo de este tipo de dolores, solamente se nos aliviara por unos momentos, pero luego volverá debido al peso que dejamos sobre el nervio Ulnar, el cual ocasiona esta dolencia. Recuerda que es muy importante tener en cuenta esto, así aceleraremos un poco la recuperación.

El sillin de la bicicleta

Aquí tenemos otro de los motivos más fuertes de que padezcamos de adormecimiento en las manos. Se trata de la posición en la cual tenemos el sillín. Muchas veces, aunque cambiemos de posición física, no nos permitirá la posibilidad de dejar de cargar todo el peso sobre las palmas de las manos.

distancia-sillín

Otro factor a tener en cuenta es su retroceso, que es muy importante porque a parte de las manos, no tenerlo en la posición correcta nos puede producir sobrecargas musculares o lesiones.

La forma de comprobarlo es subiendo a la bici y poner los pedales en posición horizontal, o sea, paralelos a los tirantes traseros de la bicicleta. Después coges una cuerdecita, o un cordón de zapatos largo, y atale algo que pese. Te lo pasas por la rótula de la rodilla (igual que en la foto) y miras si pasa por delante o detrás del eje del pedal. Ahí es cuando debes correr el sillín hasta que la cuerda pase por el centro del eje del pedal.

sillin-bici

Lo que podemos hacer es una especie de juego con el sillín de nuestra bicicleta. Moverlo hasta que sintamos que ya no estamos cargando todo nuestro peso sobre nuestras manos, y si acaso fuera necesario incluso deberíamos plantearnos el cambio del asiento o sillín. Lo importante es no padecer dolores y adormecimiento.

Hay que tener en cuenta que éste no esté inclinado ligeramente hacia delante, porque entonces estamos en el mismo problema; cargamos peso en las manos.

Procura no ir demasiado estirado

Esto también es algo que se considera bastante complicado, puesto que, si nos colocamos en mala posición en relación al manillar de la bicicleta, vamos a terminar cayendo en lo anterior; en apoyar todo nuestro peso sobre nuestras palmas provocando el adormecimiento de las mismas, así que urge corregir este problema para tener una mejor calidad de vida. Recuerda que tu espalda debería de estar en línea recta, (aunque ya sabemos que esto no es posible en bicicletas de carretera) es muy beneficioso y ayuda a evitar este problema.

No presionar el nervio Ulnar

Es extremadamente evidente que no debemos de permitir que todo el peso de nuestro cuerpo termine sobre nuestro nervio Ulnar, es decir, evitar bajo cualquier motivo que todo se apoye en nuestras manos (lugar por donde pasa el nervio). Si eres una persona que está padeciendo de adormecimientos en las manos debes cambiar tu posición cuando estás subido en la bicicleta. De no ser así el dolor siempre volverá.

pinzamiento-nervio

Lógicamente existen muchos medicamentos que nos quitan el dolor, y por consecuencia disminuyen de forma radical los adormecimientos de las manos. Sin embargo, repetir las malas posiciones en la bicicleta, seguir utilizando el sillín que no es adecuado y no seguir los consejos, solamente conseguirá que el dolor este siempre ahí. Cuando dejemos de tomar medicamentos éste volverá de forma muy agresiva y nos ocasionará lo que tanto no deseamos.

Accesorios que también nos ayudan

Otra cosa que podemos considerar es el uso de accesorios para ciclismo, los cuales pueden hacer que nuestro problema sea más tolerado y que el adormecimiento de las palmas no nos afecte mucho. Entre ellos podemos hacer mención de los puños fabricados con material de silicona, los cuales sin lugar a dudas no permitirán que se nos haga presión en este nervio del que tanto hemos hablado.

cinta-manillarO las cintas de manillar de corcho y gel, que tienen el tacto tradicional del corcho y el poder de amortiguar las vibraciones del gel.

Aviso

Los consejos de este articulo son para intentar ayudarte en las dolencias, pero nunca pueden sustituir las recomendaciones de un profesional de la salud. También ayudaría mucho un estudio biomecánico personalizado.

Es el momento  de disfrutar de nuestro deporte favorito sin hacernos daño. Como veras en lo que has leído, en la mayoría de ocasiones es nuestra culpa tener este tipo de dolencias, pero siempre podremos encontrar  la solución. Así que no se diga más y a comenzar a cuidar nuestra salud y no tener esa molestia en nuestras manos.