Siento ser así de tajante y tan crudo en estas líneas, pero estoy cansado ya de muchas cosas, de muchas actitudes, de palabras y palabras que no conllevan hechos, y yo al menos, no soy de los que te dan la palmadita diciéndote qué guapo eres y luego te apuñalan por la espalda.
Los jugadores del Huesca forman una piña en El Alcoraz | Foto: C.Pascual
Los jugadores del Huesca forman una piña en El Alcoraz | Foto: C.Pascual

A mí me gusta ser claro, decir lo que pienso y aceptar sanamente que me digan que me equivoco, que la cosa no es así.

Por desgracia, en el Huesca se instauró hace tiempo el si no eres mi amigo eres mi enemigo, y si no me dices guapo ya no te quiero. A mí me da lo mismo si me quieren o no, yo quiero que el Huesca se mantenga en Segunda por siempre, y si alguna vez hay un campanazo gordo y se puede aspirar a más, pues perfecto.

Digo todo esto porque parece que cuando algo no te gusta y lo dices, eres un negativo, un dudoso, alguien que no quiere al Huesca, y a mí, me cansan los aduladores y los que pelotean sin fin, porque yo soy contrario a todo esoPensé que la marcha de Tevenet le vendría bien al Huesca: 16 puntos en 15 jornadas, a pesar de haber enlazado 6 partidos sin perder, pero no teniendo un esquema claro, definido y personal, me llevó a creer y a escribir que el recambio en el banquillo era necesario y beneficioso. 15 partidos y 17 puntos después, ya no sé que pensar, porque no veo al Anquela tan reconocible de Alcorcón o Numancia, no lo encuentro por ninguna parte y le noto incapaz de encontrar soluciones al mal endémico de este equipo.

“El equipo jugó aceptablemente en Elche y casi gana, mereció la victoria en Pucela en un partido casi de notable, y ganó al Alcorcón con poca brillantez pero sin fallos”

Resulta que el domingo según Anquela no estuvo falto de actitud, y que perdió por dos errores de concentración. De memoria, sin acudir a la hemeroteca donde los datos serían sonrojantes, el Huesca tuvo errores de concentración en su debut contra el Alavés, ante el Tenerife, Valladolid, Osasuna, Elche como local, Mallorca y Ponferradina, y esos errores de concentración supusieron goles en contra y la consiguiente pérdida del partido. Fallar fallamos todos, yo el primero, pero si tras tener ya muchos errores de concentración vuelvo a fallar en un partido clave, vital, y no una sino dos veces, el problema es sumamente grave, y al parecer sigue sin atajarse.

El equipo jugó aceptablemente en Elche y casi gana, mereció la victoria en Pucela en un partido casi de notable, y ganó al Alcorcón con poca brillantez pero sin fallos, sin errores. Sumó 7 puntos de 9 y salió de un descenso casi sin dar tiempo a preocuparse por haber caído al abismo. Pero lo que parecía olvidado, los despistes individuales, los errores groseros e indignos de Segunda División, aparecieron en los dos últimos partidos y el equipo retrocedió los pasos andados anteriormente para casi volver al punto de partida

EL Mallorca decidió que si tapaba a Fran Mérida ahogaría al Huesca, y así fue con el agravante de que el Huesca regaló el primer gol y facilitó el 0-2. Al equipo, le costó Dios y ayuda generar ocasiones porque fue incapaz de inventar un plan alternativo. En Ponferrada más de lo mismo: carácter  cuando vinieron mal dadas hubo, pero concentración y una alternativa cuando el rival ahogaba a Mérida no existió.

Sería fácil decir que con Samu el equipo sería otro, que jugaría mejor, que el rival tendría que preocuparse de tapar a dos creadores en lugar de a uno solo, pero no me gusta jugar al fútbol ficción. De todas maneras, es muy difícil saberlo porque con Anquela, Sáiz nunca ha sido titular. Esa podría ser una opción a la hora de crear juego, pero Anquela, sólo practica el desvestir la zaga para poblar un ataque sin nadie que pueda asistir balones, y eso puede salirte uno, dos o incluso tres días, pero no siempre.

Y tras el desastre que es lo que hay en el césped, me sorprende mucho más que Anquela hable de un entorno negativo. Descartada la prensa, porque dudo mucho que se refiera a la prensa, y también a la afición, que no anima demasiado pero que nunca ha criticado al equipo, me queda la única parte a la que Anquela podría referirse: un entorno que no estaba cuando Anquela entrenó al Huesca, pero al que ya debería conocer porque en esto del fútbol todo se habla, todo se sabe y todo se conoce.

Si no es capaz de convivir con esa negatividad del entorno de la que habla, si ese entorno resta en lugar de sumar, tiene dos opciones: coger la puerta y marcharse, o aislar al equipo dentro de lo posible para que esa negatividad deje de ser tan efectiva. Y en estas estamos, donde es esperanzador ver a un Whalley que parece confiar en sí mismo y en sus cualidades, un Camacho enchufado como antaño, un Mérida magistral cuando le dejan jugar, un Machis egoísta pero letal, que a veces te lo comerías a besos y otras le darías una bofetada con la mano abierta, y poco más para mi gusto.

Con esto hay que tirar hasta el final, a no ser, que alguno más se suba al carro de la mejoría y sume al equipo en lugar de restar. Esta es mi realidad, no sé si muy cruda o no, no sé si compartida o no. Como puedo estar equivocado, carta blanca a quien opine igual o distinto, que quizá pueda convencerme.

Si percibo un mejor panorama también lo diré, como lo he dicho otras veces, pues me produce un gran placer escribir cosas agradables y me da mucha lástima tener que escribir cosas como esta. Yo digo basta ya porque quedan 12 partidos y se está a tiempo de conseguir el objetivo, pero con la verdad por delante, con transparencia y estando todos a lo que estamos: ¡vamos pues!.

  • Oscar

    Tyronne

  • oscense

    Buen análisis.
    Este Huesca tiene buenos jugadores pero siempre falla algo. Whaley que tiene poca confianza; Carlos David que era el mejor defensa el otro dia horrible; Bambock deja rematar el dia del Mallorza… y en ataque salvo Machis que es muy chupón les cuesta meter goles; hasta Arruabarrena se ha contagiado; Luis Fernández es buen jugador pero esta desquiciado incluso el otro dia contra la Ponfe tuvo una muy clara que se tenia que haber rematado con más fuerza porque la porteria estaba vacia con un jugador por medio que al ir flojo le pega en la pierna. Pocos equipos tienen jugadores como Merdia, Samu, Machis…pero como no le echemos dos…bajamos