Balenciaga dispara a puerta ante Villa de Aranda | Foto: navarra.com - Pedro Lasaosa
La igualdad de la Liga ASOBAL no es topicazo. El empate a 27 contra Villa de Aranda demuestra que esta temporada se presenta emocionante hasta límites insospechados.

Los de Juanto, tal y como sucedió ante Atlético Valladolid, tuvieron desventajas importantes en el tramo final del partido, pero no bajaron los brazos. La fe y la pasión hicieron que rescataran en este caso un punto gracias a un gol de pelea y pundonor de Erik Balenciaga.

Cada partido es una batalla y más cuando se juega contra un equipo como Aranda que todavía no conoce la derrota en esta temporada. El próximo reto llegará el próximo sábado con la visita a la mítica pista de la Albericia contra el Sinfin cántabro.