Baldris, junto a Ubieto, dando instrucciones a Beauchamp. | Foto: Toni Blanco
Turismo Villanua
La directiva ha confirmado que los dos entrenadores de la categoría absoluta del club no continuarán de cara a la temporada siguiente con el objetivo de realizar cambios y encontrar nuevos retos que mejoren al conjunto jacetano. Se cierra una etapa en la que la afición ha visto cómo su equipo se alzaba campeón en una Copa del Rey y en dos campeonatos ligueros.

Si por algo se va a caracterizar el próximo verano en el Club Hielo Jaca va a ser por una alta actividad en los despachos de la entidad altoaragonesa. Jugadores que cambian de equipo, canadienses que retornan a sus casas, y ahora, las dos cabezas pensantes del cuerpo técnico anuncian que tampoco continuarán al frente del equipo; sin duda, el CH Jaca de la temporada 2017/18 va a experimentar un cambio en todos los aspectos.

Baldris llegó al banquillo de los jacetanos en la campaña 2013/14 con el difícil reto de continuar la tremenda racha que llevaba el equipo con el estadounidense Wilkinson al mando, quien por entonces ya tenía como mano derecha a Ubieto. El conjunto jacetano llevaba tres años consecutivos ganando la copa, el mismo número de veces que los títulos ligueros aunque en el último año, el Bipolo Vitoria había cortado la racha.

El canadiense no tuvo uno de sus mejores comienzos, pues en su primer año al frente, el equipo no consiguió ningún título ante la enorme superioridad que demostró el club vitoriano, el cual parecía que se iba a comer el mundo y acabó desapareciendo aquella misma temporada. Un nuevo horizonte se presentaba, las reglas del juego habían cambiado.

Jugadores extranjeros con los que el propio Baldris mediaba empezaron a incorporarse a las filas del equipo, el juego fue mejorando, y aunque el arranque no fue el esperado, el CH Jaca devolvió la liga a casa. Un trofeo que volvería a ganar por segundo año consecutivo en el 2015/16 tras una emocionante final contra el Txuri Urdin, equipo que aunque se vengó en la final liguera de este último año, no pudo con los jacetanos en la Copa del Rey.

De esta forma se pone fin a la “Era Baldris”, se cierra un ciclo intenso en el que la afición ha podido disfrutar de un gran juego que ha supuesto muchas alegrías. Ahora, la directiva tiene la compleja tarea de encontrar a alguien que iguale o incluso supere lo visto hasta el momento, y parece ser que se bajaran varios nombres extranjeros.

Jaca | Estudiante de periodismo en la UV | Redactor en sporthuesca.com y ex de vavel.com