El Bada Huesca vuelve a casa tras el parón de la Asobal por la Copa del Rey celebrada el pasado fin de semana en Pamplona y que llevó al Barça a sumar un nuevo título en esta ocasión frente al Anaitasuna. Regresa el equipo de Nolasco, este sábado a las 20.30, contra un correoso Puente Genil que busca la permanencia.
Imagen de la primera vuelta entre Balonmano Puente Genil y Bada Huesca | Foto ABC Cordoba
Imagen de la primera vuelta entre Balonmano Puente Genil y Bada Huesca | Foto ABC Cordoba

En una liga que va y viene y en la que el conjunto de Nolasco juega por terminar lo más arriba posible, llega el partido contra Puente Genil, que se juega la permanencia en pugna con el Teucro. El Bada aspira a sumar los dos puntos en juego con el fin de intentar anclarse en la octava posición e la liga que le permitirá evitar una ronda en la próxima edición de la Copa del Rey. Este va a ser el penúltimo partido en casa del año y la primera oportunidad de despedir a uno de los jugadores que ya ha anunciado que no va a seguir ligado al equipo rojillo, el central Abraham Rochel.

Por otra parte, en lo estrictamente deportivo, Bada ha recuperado a jugadores importantes para afrontar estos últimos choques ligueros, lo que supone que a excepción de Marcelo y Pujol, toda la plantilla se encuentra disponible para el técnico Nolasco en este encuentro. Y esto en sí ya es importante ya que las lesiones han lastrado el potencial del equipo a lo largo de casi toda la actual temporada.

El partido se prevé intenso ya que los cordobeses se juegan la permanencia, lo que no significa que Bada no lo vaya a dar todo ante su público, para regalarle otra tarde agradable en una campaña algo irregular para los oscenses, en la que se esperaba terminar más arriba en la clasificación.