El Naturhouse La Rioja visita esta tarde noche (20.30) el Palacio de los Deportes donde el Bada quiere calcar la victoria que obtuvo contra León. En el siete riojano, los ex Huesca Carlos Molina y Luisfe.
bada-huesca-naturhouse-sporthuesca
Fotomontaje: sporthuesca.com

Por poderío económico, Naturhouse está varios pasos por delante del Bada Huesca. También León. Y al equipo de Guijosa se le ganó. ¿Se puede vencer también al siete de Jota? Por poder, sí. Otra cosa es lo que ocurra en la realidad. Donde no cabe duda es en el espectáculo. La cita es esta tarde noche. A las 20.30 en el Palacio de los Deportes de Huesca. Es otra buena oportunidad para disfrutar un deporte eléctrico y de absoluta entrega. El siete de Nolasco mantiene su temática de bajas lo que impulsa un partido más a la absoluta entrega. Pujol está en Barcelona para ver qué ocurre con su mano lesionada. Y no pinta optimismo. La cara de Nolasco, técnico del equipo altoaragonés, es elocuente cuando se le pregunta al respecto. Rochel y Mira avanzan bien. Progresan adecuadamente, pero no volverán a competir hasta después del partido contra el Barça. Anaitasuna es la cita. El central entrenó ayer con un aparatoso vendaje en su mano izquierda. Un entreno donde se manejó como el director de orquesta que es, pero no hay que forzar. Mira, también va bien de su lesión en el hombro, pero la reaparición será con plena garantía de éxito.

Nolasco espera de esta tarde la absoluta entrega de su equipo desde el arranque. Quiere un inicio como el que hizo contra León. Pletórico de acierto. En el ataque y en defensa. Quiere suplir la diferencia de presupuesto entre las plantillas con la de la entrega. Quiere mentalizar a su gente de que no es inferior a nadie. Salir con reparos contra una plantilla como la del Naturhouse es lo mismo que comprar los clavos para un ataúd. Por eso los quiere al cien por cien desde el inicio. De cabeza, de piernas, de ayudas en defensa, de selección en el lanzamiento. Si el Bada consigue atosigar al Naturhouse como hizo contra León tendrá su oportunidad. Porque el siete de Rioja es puro caviar. Tiene un bloque coral para esta Asobal. Siempre va a tener un momento dulce en el partido y allí tendrá que estar el Bada lo más entero posible. Es cierto que el equipo riojano se ha dejado puntos –contra el Barça no cuenta ya que el equipo catalán no tiene rival en las competiciones nacionales- pero cuando se le hace la prueba del algodón se descubre la razón. Si Naturhouse falló contra Anaita (33-31), Aranda (30-27) y Cuenca (29-29) fue porque jugó antes en  competición europea. Logroño hace más viajes mochileros que de gran lujo, y eso pasa factura.

Jota sabe que la bala de Nolasco es esa de la intensidad por lo que no dejará que su equipo se haga el remolón. Logroño llega a Huesca con la incorporación del brasileño Lángaro. Un lateral izquierdo de origen brasileño, de 197 centímetros y algo más de cien kilos. Un estibador para que el equipo riojano siga peleando en Europa y para mantenerse con el segundo puesto de la Asobal donde colaboran, y de qué manera, dos ex jugadores del BM Huesca como Carlos Molina y Luisfe que han subido muchos enteros desde su paso por el conjunto altoaragonés.

Y después del partido, el equipo altoaragonés firmará autógrafos a sus aficionados.