El Bada regresa este sábado al Palacio de los Deportes (20.00) con los gallegos como rival. Ambos equipos buscarán los dos puntos para cabalgar hacia la quinta plaza de la Asobal en manos del Villa de Aranda. El equipo gallego es sexto y el altoaragonés, séptimo.

Vuelve la Asobal al Palacio de los Deportes en un sábado clave para que el Bada se reenganche al sueño de Europa. La cita es el saábado a las 20.00. El siete gallego tiene a su capataz en el banquillo. ‘Pillo’  es la argamasa de un equipo que supera al siete altoaragonés en la tabla por cuatro puntos y que mantiene intacto el mismo sueño de jugar una competición europea la próxima campaña. Sin muchos cambios respecto al equipo de la pasada campaña, con un equilibrio entre jugadores rápidos y otros con alma de estibador, el Cangas propone un juego rocoso que será difícil superar.

Imagen durante el encuentro de la pasada campaña entre ambos equipos disputado en Huesca | Foto: sporthuesca.com / C.Pascual
Imagen durante el encuentro de la pasada campaña entre ambos equipos disputado en Huesca | Foto: sporthuesca.com / C.Pascual

El Bada llega a la cita con el ánimo levantado tras ganar al BM Aragón. Tras la derrota contra Anaita y el parón en la competición no fueron dos semanas fáciles. Hubo mucho días valles antes del partido contra los de Zaragoza. Y también había cierta inquietud. Sobre el 40×20 del Siglo XXI se produjo la catarsis. Y desde el bocinazo inicial. Había que ver la forma de dirigirse unos a otros, de celebrar las paradas, los goles, las ayudas, la creencia en que se podía ganar cuando el equipo iba por abajo en el marcador para ver que el Bada rescataba su seña de identidad.

El Bada llega a la cita con la única ausencia del lesionado Albert Pujol. Mira y Rochel ya están a tope, y el equipo buscará dos puntos importantes ante un rival difícil conformado por los Soliño, Cerqueira, Eijo, Muratovic o Rosales que forman un buen bloque. Luego llegará otro parón de la competición.

El Bada entrenó el jueves y el viernes por la mañana para tener más tiempo de cara al partido del sábado que se prevé muy intenso por la propia naturaleza de los dos bloques.