En los últimos años, varios jugadores han militado en las filas de los dos principales clubes de balonmano en Aragón. Este fin de semana, muchos de ellos volverán a jugar con viejos compañeros. El derbi aragonés puede convertirse en una cita de reencuentros a pesar de que ambos equipos lucharán por los dos puntos.
Imagen de un encuentro entre ambos cojuntos | Foto: sporthuesca.com - C.Pascual
Imagen de un encuentro entre ambos cojuntos | Foto: sporthuesca.com – C.Pascual

El Bada Huesca ha firmado un buen papel en la máxima categoría del balonmano español. Pero no sólo en la cancha ya que, a la hora de fichar nuevos efectivos, la directiva oscense ha estado más que acertada. Debido a la casualidad, o por la cercanía entre las dos ciudades aragonesas, muchos jugadores han pasado tanto por el Bada Huesca como por el Balonmano Aragón. Con la disputa del derbi este fin de semana, el choque será especial para varios de ellos.

En las filas de Bada Huesca militan varios jugadores que estuvieron previamente en Zaragoza. El último de ellos en llegar fue Toño Cartón. Tras ocho temporadas y más de mil goles, el jugador asturiano decidió dejar el Balonmano Aragón para jugar en el equipo altoaragonés el pasado verano. El aliciente de jugar en Europa fue uno de los desencadenantes de aquel fichaje. Un año antes, llegó a la disciplina oscense Carlos Molina. El jugador cordobés, que se formó en las categorías inferiores del F.C. Barcelona, disputó temporada y media en el conjunto maño -donde llegó a disputar la EHF-. Molina demostró su calidad en el tiro exterior, llegando a la cifra de 55% en lanzamientos de 9 metros. Tras finalizar la cesión, el equipo catalán decidió volverlo a ceder. Esta vez al Bada Huesca, donde llegó a ser convocado por la Selección Absoluta para la disputa de amistosos. Junto a Molina, llegó a Huesca Pablo Hernández. El portero zaragozano dejó su casa tras nueve temporadas para jugar en Puerto Sagunto. Pero tras un año en tierras valencianas, fichó por el Bada Huesca.

Sin embargo, en el Balonmano Aragón, sólo un jugador ha pasado por Huesca. Julio Rodríguez es bien conocido por la afición oscense. El portero catalán estuvo durante cinco temporadas defendiendo la portería del Balonmano Aragón hasta que, en el año 2012, decidió dejar el Balonmano profesional. Tras estar parte de la temporada como entrenador de porteros en Zaragoza, ha vuelto a la competición en la presente temporada, donde ha firmado unas buenas actuaciones y ha salvado a su equipo en varias ocasiones.

El partido puede ser especial por muchos motivos

Un derbi entre dos equipos aragoneses en la máxima categoría es un aliciente para los aficionados al balonmano. Además, para los jugadores supondrá una bonita cita para lucirse con viejos amigos. Pero ambos equipos lucharán por los dos puntos. Tras la victoria de la última jornada, el Bada Huesca ha ascendido a la octava plaza y deberá ganar para mantenerse en ella mientras que el Balonmano Aragón necesita sumar, como mínimo, un punto para obtener la salvación matemática. El partido del sábado, a partir de las 19:00 horas, dirá cuál de los dos equipos merece la victoria.