Fotomontaje: sporthuesca.com
Tras finalizar la primera vuelta de la Liga Asobal, el Bada Huesca se enfrenta al Ademar de León en los octavos de final. El equipo se enfrenta al equipo ademarista dos veces seguidas. Los oscenses deberan aprovechar el factor campo y la buena racha para doblegar a uno de los históricos del balonmano español.
El equipo celebra la victoria ante el Teucro | Foto: sporthuesca C. Pascual

La victoria conseguida ante el Teucro supuso cerrar la primera mitad de la temporada con un balance positivo. El equipo de José Nolasco acumula más victorias que derrotas y suma seis empates. Además, los rojillos superaron la primera fase de Copa del Rey ante el Ciudad Real, equipo que actualmente milita en la División de Honor.

El miércoles, a partir de las 20:30 horas, jugarán los octavos de final de la Copa del Rey, una competición que trae buenos recuerdos al Bada Huesca. Hace dos temporadas, el conjunto altoaragonés llegó a la Final Four de Pamplona, donde cayó ante el Fraikin Granollers por la mínima. La temporada pasada, la diferencia de un gol ante el Juanfersa Gijón privó a los aragoneses de repetir su asistencia en la Final a cuatro. Este año, se presenta un duro escollo en la segunda ronda.

El Ademar de León, quinto clasificado en liga, presenta mejores números que la pasada campaña. Los de Rafael Guijosa han superado los problemas del año pasado y están en la lucha por el segundo puesto de la clasificación -les separan tres puntos del Naturhouse-. Jugadores como Aguirrezabalaga, Matias o el joven Felipe Sampaio son algunos de los jugadores que más peligro representan.

Aunque en el único enfrentamiento de la temporada donde se han visto las caras -primer jornada de la liga- los leoneses sufrieron para llevarse la victoria por la mínima en casa. En esta ocasión, con un Bada Huesca motivado, la cita se presenta más igualada.

Además, Nolasco recupera a Pepe Novelle para la cita copera. El técnico prefirió reservar al jugador ante el Teucro por riesgo a que recayese de su lesión. El entrenador habló así de su rival los días posteriores al encuentro de liga: “El Ademar de León es un equipo muy parecido al nuestro. Tienen una pista con mucha tradición, cargada de experiencia y todo ello se nota. Además tienen jugadores como Mikel o Juanin que saben lo que tienen que hacer en determinados momentos y que además tienen mucho peso en la pista. Todo ello ayudó a que no pudiéramos ganar el partido, aunque tuvimos opciones de hacerlo, que es lo que al final quiere un entrenador en este tipo de canchas. Si llega a haber dos minutos más de partido, les ganamos”, aseguraba el técnico.

Además, tras la disputa de los primeros 15 partidos de liga, la diferencia que existen entre ambos conjuntos es mínima. Cuatro puntos les separa en la clasificación. Además, acumulan el mismo número de derrotas: cuatro. La difeerncia radica en el número de empates, donde el Bada Huesca se ha dejado varios puntos. Por otra parte, después de este partido, el equipo altoaragonés se medirá de nuevo al Ademar de León en la jornada 16 de la liga Asobal, también en Huesca.

Los de José Nolasco disponen de una doble oportunidad para vencer a un equipo histórico de España. Un doble partido para seguir aumentando la moral del club y seguir dando alegrías a la afición.