El Bada Huesca logra la primera victoria de la temporada (31-27) ante un BM Aragón que no aguantó el ritmo de los altoaragoneses en la segunda parte. El siete de Nolasco fraguó su triunfo gracias a sus jugadores menos habituales.
Imagen durante el partido | Foto: C.Pascual

En el deporte profesional se vive instalado en el hoy. El ayer es para esas historias que el abuelo cuenta a los nietos con un fondo de hoguera y nieve en el exterior. Entrañable, sí. Pero nada más. Por eso, la victoria del Bada Huesca ante el BM Aragón (31-27) tiene el valor del hoy; de que es el siete altoaragonés quien marca en este momento el paso en el balonmano aragonés. Pero si alguien piensa que fueron 60 minutos de coser y cantar que se olvide. Fue un partido duro, tenso, con la emoción propia de un derbi, con bronca y un arbitraje susceptible de mejora. Bada llegó con las bajas por sanción de Pepe Novelle y Marco Mira. El canario fue suplido por un fantástico Adrián Nolasco y la labor del cántabro –defensor específico del equipo junto con Albert Pujol- obligó a rearmar la defensa con el concurso de Eloy, principalmente, por Mira.

El Bada se animó en el segundo acto a cerrar más su defensa y, especialmente, a ganar fluidez en su ataque. El primer acto lo tuvo espeso. No por falta de ambición, sí por carencia de ideas ante un BM Aragón muy serio atrás y con más elaboración en el ataque. En la defensa 6:0 sus laterales siempre daban un paso adelante para incomodar a la primera línea altoaragonesa y para cortocircuitar a Rochel. Y cuando el central no tiene su tarde, el Bada pierde mucho. Al rescate salió Dijà hasta que entrado el segundo acto volvió a llevar la manija Rochel.

Arrancó el BM Aragón con un 0-2 de inicio lo que obligó al Bada a ponerse pronto a remar. Era un partido extraño, que necesitó de la pausa necesaria para leerlo de forma correcta. La sensación que se transmitió desde el 40×20 era de un invitado con mucho oficio en el ataque y más metido en tareas defensivas que un Bada que respiró, especialmente, con sus individualidades. Lejos de coser su juego, de vestir con elegancia cada propuesta de ataque, la impresión era que la calidad individual sujetaba al equipo. Álvaro Fernández sacó muchas bolas y tocó otras aunque acabaron en la red. BM Aragón puso el 5-8 en el electrónico y Nolasco paró el partido para reconducir la situación en el 14,29. Demetrio volvió a poner su carnet de experiencia y buscó los dos minutos a Dijà. No lo logró, pero en la jugada siguiente Fuentes sí lo consiguió sobre Eloy y luego fue excluido Marco Escribano por protestar una jugada en ataque.

La situación se puso donde más le gustaba al BM Aragón, 5-8 en el electrónico y el Bada con dos menos sobre la pista. El peligro lo enjuagó Rochel al cortar la sequía anotadora de su equipo. Empezó a respirar el siete altoaragonés que de repente se sintió cómodo. Oier –siete goles de siete lanzamientos- zumbó por dos veces la portería de Álvaro Fernández y los zaragozanos pidieron tiempo muerto con 8-10. La primera parte acabó con un empate a 12 tantos que, por lo visto sobre la pista, era una buena noticia para los de casa.

Tensión entre Oier y Cartón

El segundo acto sirvió para cambiar el guión. Leyó mejor el partido el Bada. Adrián arrancó con dos goles y luego apareció Doldán para meter tres seguidos. Se abría brecha y el tiempo ya jugó a la contra del BM Aragón. Con el 21-16 en el electrónico se desparramó la tensión. Toño Cartón, raro en él, empujó a Oier y el vasco se encaró por lo que también fue excluido. Allí sacó los galones Rochel. Sentó a su compañero en el banquillo para que se serenara. El extremo debía de bajar las pulsaciones para evitar meter a su equipo en un lío. Nolasco lo tuvo allí hasta que se enfrió, pero este chico es muy temperamental. Cada gol lo celebra como si fuera el último, cada acción la vive con absoluta intensidad. Es de esos tipos que gustan a la grada.

El BM Aragón cambió su defensa para acercarse en el marcador, pero Bada controló siempre. La primera victoria de la temporada era cuestión de que avanzara el reloj en dirección al bocinazo final. Y en los últimos segundos volvieron a encontrase Cartón y Oier. Una acción desacertada del exjugador del Bada sirvió para repetir lo ocurrido nueve minutos antes. Pequeña tangana, Cartón vio la roja y primeros dos puntos de una tacada para el Bada en una Liga Asobal sorprendente por los resultados que se han dado en esta jornada.

[accordion]
[acc_item title=”FICHA TÉCNICA”]

BM Huesca: Pejanovic (p), Cabanas (5), Pujol (1), Rochel (2), Marcelo (6), Adrián Nolasco (6) y Maro Escribano. Siete inicial. Javier Inglada (ps), Doldán (3), Elos (1), Oier García (7), Dijà y Víctor Sánchez.

BM Aragón: Álvaro Fernández (p), Linares, Agustín Vidal (6), Fuentes (5), Demetrio Lozano (3), Toño Cartón (1) y Ariño. Siete inicial. Julio Rodríguez (ps), Sorli, Lancina (7), Millán (5), Tuquet, Juan Castro, Arnillas, Alemany, Egea.

Parciales cada cinco minutos: 2-4, 5-4, 5-8, 6-9, 9-11, 12-12 (descanso) 16-13, 19-16, 22-17, 23-20, 26-23 y 31-27.

Árbitros: Ballano y Rodríguez. Excluidos por el Bada Huesca Eloy (2), Oier y Marco Escribano; por el BM Aragón Vidal, Fuentes, Demetrio Lozano , Cartón (2 y roja).

Incidencias: Unos 1.200 espectadores en el primer derbi de la temporada.

[/acc_item]

[/accordion]

Fotos: C.Pascual