La selección de Chile gana en Huesca el primer partido de su mini gira por España ante un Bada Huesca con minutos para sus canteranos y en pleno proceso de preparación para encarar la segunda vuelta de la Asobal.
Momento del partido disputado ante la selección de Chile / Foto: C.Pascual

Puestos a sacar algo positivo de la derrota del Bada qué menos que aplaudir a los canteranos –Lafuente, Garzo y Montiel- que acumularon minutos contra la selección de Chile. Y tal como están las cosas con el tema del convenio con la DGA nada mejor que abrigar esperanzas para lo que pueda pasar. Y poco más. Chile llegó al Palacio de los Deportes para firmar el tercer partido de su mini gira. Perdió contra Cangas y Anaita y en Huesca ganó. Fue un partido plomizo. Tanto que hasta el temperamental Mateo Garralda, hoy en el banquillo del país andino, tan solo se enervó en el último minuto. Y ya se sabe que si por algo se caracteriza el navarro es por su temperamento. Chile ese presentó con los exHuesca Rodrigo Salinas y Emil Feuchman. Oneto, el que fuera pivote del Barça, no se vistió de corto.

Bada saltó a la pista sin los lesionados Mira, Rochel y Pujol. Por si fueran pocos, Novelle, con unas décimas de fiebre tampoco jugó. El resultado en los amistosos ya se sabe que son los de menos. Suelen agradar a la parroquia local, pero tampoco la grada contribuyó a dar calor al siete local. Así las cosas, una tarde noche desangelada que sirve para que el Bada Huesca coja forma para la segunda vuelta.

Nolasco puso de inicio a Arguillas en la puerta y mantuvo durante muchos minutos el único cambio de Mugerza en ataque por Doldán. El primer acto sirvió para dominar de forma exigua en el electrónico. A destacar un golazo de Lafuente para poner el 7-5 y la entrada de Garzo en el 24 que dejó un maravilloso pase a Doldán. La calidad del Bada en los uno contra uno se notó en muchas jugadas ante un Chile muy aguerrido y que durante buena parte propuso una defensa muy incómoda al ataque local.

El segundo acto arrancó con el cambio de porteros en ambos sietes. Y el chileno Oliva estuvo más acertado que Pejanovic que, en muchas ocasiones poco pudo hacer ante las contras de los andinos. Si en los primeros 30 minutos había sido Bada quien dominó por un tanto en el marcador, en los segundos cambió el guión. Se notó un Bada espeso en ataque y pesado en defensa con un Eloy, quién si no, intentando poner orden. Caicedo, el colombiano que durante dos semanas va a entrenar con el Bada, salió en el 36, actuó de avanzado –algo despistado- y metió un gol.

El partido cabalgó al bocinazo final sin la tensión propia de que no había puntos en juego. Chile fue más espabilado y siquiera notó jugar casi los dos últimos minutos con uno menos.

[accordion]
[acc_item title=”FICHA TÉCNICA”]

Bada Huesca: Arguillas (p), Oier (1), Dijà (5), Adrián (2), Eloy (3), Cabanas (5) y Doldán (2). Siete inicial. Pejanovic (ps), Mugerza, Escribano (2), Sánchez (3), Alex Marcelo (3), Lafuente (2), Caicedo (1), Garzo y Montiel.

Chile: García (p), Ceballos (3), Emil (3), Ayala, Salazar (1), Erwin (7) y Esteban Salinas (4). Siete inicial. Oliva (ps), Harald (1), Donoso (1), Caniu (2), Reyes (1), Baeza, Moll (1), Rodrigo Salinas (7) y Frelijj.

Parciales cada cinco minutos: 3-1, 5-5, 8-6, 11-8, 13-12, 15-14 (descanso) 17-18, 20-20, 22-23, 24-25, 27-28 y 29-31.

Árbitros: Peñaranda y Yagüe. Excluidos Garzo por el Bada Huesca y Donose, Caniu y Moll por Chile.

[/acc_item]
[/accordion]

Fotos: C.Pascual

.