Esta vez salió cara en la moneda. Ante Aranda y Anaitasuna salió cruz, pero esta vez fue justo el deporte con el Bada Huesca, para rescatar un punto merecido ante su bestia negra, el Granollers, que dominó buena parte del partido. Partido trabajado, luchado y competido hasta el final, con dos equipos que dejaron todo en la pista, y en el que sobresalió de manera sublime la figura de Dani Arguillas bajo la meta oscense. || FOTOS DEL PARTIDO.
Imagen del partido / Foto: Javi Blasco

Arrancó el partido con el Bada Huesca enchufado ante un rival potente que no le iba a poner fáciles las cosas. Tras controlar el marcador con mínimas rentas, del 7-6 del minuto 10 se pasó al 9-10 en el ecuador de la primera parte, y los vallesanos comenzaron a tomar las riendas del  choque. Tras tomar la delantera en el marcador, los visitantes se sintieron más cómodos sobre la pista, y comenzaron a meterle una marcha más al partido, tomando ventaja de 3 goles, 12-15, a falta de 5 minutos para el descanso. Apretaron los dientes los de Nolasco, para retirarse al descanso con mínima desventaja, 15-16 y dejó algo más tranquila a la parroquia oscense.

Contrariamente a la primera parte, las defensas empezaron a imponerse claramente a los ataques, con solo 10 goles en los primeros 10 minutos tras la reanudación, y con un Granollers dominador en el marcador (19-21), que no cedía ante los intentos de los oscenses por alcanzar el  abrazo en el marcador. Apretaron los locales, expoleados por un Dani Arguillas mágico bajo los palos, y encajaron sólo 3 goles en los sigientes 10 minutos, para poder tomar la delantera en el marcador, 25-24.

Entró el partido en los últimos 10 minutos con todo por jugarse, con mínimas ventajas y con las espadas en todo lo alto. Los vallesanos, menos tensionados, consiguieron ir a favor de corriente, empatar el partido a 27 a falta de 5 minutos, y tomar la delantera por un gol, 27-28 a falta de 2 minutos.

El último minuto, o más concretamente los últimos 30 segundos fueron de infarto: primero marcó Teixeira desde los 7 metros, y a Bada Huesca le quedó muy poco margen de maniobra. Allí apareció Álex Marcelo, con templanza y sangre fría para sacarse un lanzamiento que da un punto y un impulso moral al equipo oscense, que trabajó de lo lindo para sacar un resultado que sabe a victoria.

[accordion]
[acc_item title=”FICHA TÉCNICA”]

Ficha Técnica:

29 – Bada Huesca (15+14): Pejanovic (P), Cabanas (9, 3.p), Pujol (0), M. Doldan (4) Rochel 4(), Eloy González (1), Novelle (3), Marcelo (5), Nolasco (1), Oier García (2), Diógenes (0), Escribano (0), Arguillas (p.s).

29 – Fraikin Granollers (16+13): Oliveira (P), Selicani (2, p.2), Blanxart (0), Marc García (1), Arnau García (0), Adrian Pérez (3), Figueras (5), Solé (7, 1.7), Cañellas (3), Resina 0), Valadao (1), Guilherme (7), Sastre (p).

Arbitros: Jesús y Jorge Escudero. Excluidos por dos minutos a los locales Mira, Oier García y en dos ocasiones a Alex Marcelo y Marco Escribano; y por los visitantes a Puig y Marc García.

Marcador cada cinco minutos: 4-3, 7-6, 8-9, 11-13, 12-15, 15-16 (Descanso), 17-18, 19-21, 22-22, 25-24, 27-26 y 29-29 (final del partido).

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la liga Bauhaus Asobal disputado en el Palacio de los Deportes de Huesca ante unos 1.000 aficionados.

[/acc_item]

[/accordion]