El Barça es el único equipo que arranca cada partido de la Asobal con la seguridad de que va a ganar. La única incógnita que debe despejar es el momento en el que lo va a hacer. El minuto donde poner tierra de por medio con el rival. Que se marcha del equipo Karabatic, pues traen a un polaco inmenso con tan solo una vocal en su apellido, Syprzak, que castiga y mucho, desde el pivote, o al lateral derecho Jicha recomendado por el mismísimo galo. No hay problema. Tiene una plantilla diseñada y armada para ganar en Europa. Bueno, allí, sí que tiene algún siete que le aprieta, pero en casa, en lo que es la competición doméstica, va al paso de la oca. Sus más de ocho millones de euros de presupuesto -800.000 el Bada Huesca- también es lógico que se note sobre el 40×20. || FOTOS DEL PARTIDO.
Momento del partido entre Bada Huesca y FC Barcelona / Foto: C.Pascual
Momento del partido entre Bada Huesca y FC Barcelona / Foto: C.Pascual

La suerte de Huesca es que tiene billete asegurado para jugar contra un ramillete de lo mejor que hay en el mundo del balonmano. El primer año, un lujo. Cuando ya se acumulan las temporadas en las que el siete culé hace parada y fonda en el Palacio de los Deportes puede caer en el desánimo, pero cuando amas este deporte o el deporte en sí, sigue siendo una gozada ver en acción a unos tipos parecidos a cortadores de leña canadienses-si se permite la metáfora- con la coordinación de un bailarín –si se permite la primera, pues también la segunda-.

El Barça se ajustó al guión y ganó. Lógico. Nada nuevo. Pero el partido dejó ver ciertas cosas para que el Bada Huesca sacara su orgullo, por un lado, y para analizar de forma pormenorizada, por otro. Lo mejor es que durante el primer acto plantó cara y el siete altoaragonés elevó su balonmano hasta el punto de que Pasqui se enfadó y pidió un tiempo muerto en el minuto 25 porque no le gustaba lo que hacía su equipo.

El siete de Nolasco sacó la garra, la casta y la calidad. Se esmeró con una defensa aguerrida, de las de pelear todas las bolas y con la seguridad de un Pejanovic que debe dar muchos puntos a este equipo. Un 6:0 solidario. Desde el eje con Eloy, Mira y Pujol a los extremos. Y en el ataque, Rochel puso a bailar a la tropa para hacer daño a Pérez Vargas. El trabajo de desgaste fue inmenso. Y cuando tienes que buscar huecos entre tipos como Viran Morros, Syprzak y Jicha pues no es nada fácil. El trabajo de Eloy, primero, y Doldan, después, encomiable. Durante muchos minutos hubo alternancia en el electrónico. Cada gol era respondido con otro, cada buena defensa con otra. Balonmano puro, inmensa satisfacción y enorme recompensa entre dos plantillas tan diferentes. La grada aplaudió y se lo pasó en grande.

El 17-16 en el electrónico no le gustó nada a Pasqui. Con menos de cinco minutos para terminar el primer acto paró el partido, leyó la cartilla a sus chicos y a partir de allí, el Barça se puso el traje de triturar rivales. Su ritmo es endiablado y lo aguantan siempre. Se fueron al vestuario con un 17-20.

El segundo acto se abrió como terminó el primero. El Barça mandó. Puso a Savic en la portería y dio entrada a un letal Sigurdsson que encontró una autopista en las contras gracias a una defensa que subió en intensidad.

Con el Barça hilvanando con éxito los ataques, la emoción por el resultado se perdió. Aún así no fue hasta los últimos cinco minutos cuando Pasqui puso sobre la pista a dos canteranos como son Dani Dujshebaev y Álex Márquez lo que también dice mucho de la resistencia que puso el siete de Nolasco.

Y si el Bada ofreció un balonmano de quilates ante uno de los mejores equipos de Europa –cuando esté conjuntado posiblemente vuelva a ser el mejor- se abre la duda del porqué no actuó así contra León y Cangas. Igual con ese mismo balonmano se hubiera ganado en la pista leonesa y no se hubiera escapado la victoria contra el siete gallego. Porque ver a Novelle enrabietado por fallar un ataque claro con 18-25 en el electrónico, a Cabanas correr de costa a costa para recuperar una bola con 20-29 o a Pejanovic cabreado en el banquillo son cosas que dan carácter a este equipo.

[accordion]
[acc_item title=”FICHA TÉCNICA”]

Bada Huesca: Pejanovic (p), Cabanas (3), Rochel (1), Eloy (3), Novelle (3), Álex Marcelo (7) y Oier García (2). Siete inicial. Dani Arguillas (ps), Pujol, Doldan (3), Jorge Lafuente, Adrián Nolasco, Dijà (3), Marco exribano (2), Marco Mira, Víctor Sánchez (1).

FC Barcelona: Pérez Vargas (p), Aitor Ariño (4), Gurbindo (4), Syprzak (3), Viran Morros, Jicha (1), Lazarov (2). Siete inicial. Saric (ps), Víctor Tomás (5), Raúl Entrerríos (4), Sorhaindo (1), Sarmiento (3), Sigurdsson (7), Jallouz (8), Dushebaev (1), Márquez.

Árbitros: Peñaranda y Yagüe. Excluidos Mira por el Bada y Morros y Jicha por el Barça.

Parciales cada cinco minutos: 4-3, 5-7, 8-8, 11-12, 16-16, 17-20 (descanso) 18-24, 18-29, 20-31, 22-34, 25-37 y 28-40.

[/acc_item]

[/accordion]