Márquez, con el 8 a la espalda, provocó el momento más tenso del encuentro / Foto: C. Pascual

Habrá que ver cómo responde la plantilla del Bada al partido de este sábado contra Guadalajara que da el billete para la final a 8 de la Copa del Rey. Será el tercer partido en siete días y la renta de dos goles conseguida esta noche en el palacio de los Deportes es exigua. Dos golitos. Pueden tener su peso en oro. O no. Lo único claro es que todo está en el aire y que el partido de ida se acomodó a todo lo que se dice y se escribe sobre este tipo de torneo. Hubo de todo. Pasión, goles, bronca, espectáculo. Se pasó de la orgía a la castidad. Fue un tobogán de sensaciones preludio de que el partido de este sábado se vivirá con máxima tensión. || FOTOS DEL PARTIDO.

Bada afrontó el partido con otro aire a lo vivido contra Villa de Aranda. Ojalá fuera siempre así. Bordó unos ocho minutos iniciales estelares. Cada ataque era gol, cada defensa una pared de granito y si alguien pasaba allí estaba don Jorge para encoger los brazos rivales. Se dice pronto, un parcial de 6-0 y poco más de 8 minutos sin que Guadalajara alojara la redonda en la red del Bada. Luego el partido se acomodó al guión entre dos rivales con propuestas diferentes y cercanos en la tabla de la competición doméstica.

La defensa de Guadalajara se asienta sobre un complejo guión. Encontrarle una solución es un galimatías. Defienden en 9 metros, los segundos salen a tocar bolas, se baja a los 6 metros, buscan cortocircuitar al rival, incomodarle en grado sumo. Y cuando lo consiguen pillan bolas y desesperan al contrario. Pero además del resultado y el balonmano practicado, Bada se dejaba la vida en cada jugada y lo demostraba para contagiar a la grada un espíritu de compromiso como pocas veces se ha visto esta temporada. Y se echaba en falta eso. En el deporte, si no transmites pasión, si no contagias a la grada te confundes de senda. Ver cómo celebró cada tanto Eloy o cada robo de bola desde el extremo, un ejemplo.

Los últimos minutos del primer acto sirvieron, además para darle minutos a Bonanno y Mugerza en el ataque con lo que Teixeira y Marcelo tenían minutos para descansar desde el banquillo. Minutos donde la conexión Todorovic-Carró funcionó y el gallego consiguió tres goles seguidos para mantener las diferencias en el electrónico oscilando entre los 3 y los 4 goles.

Tras el paso por vestuarios, el partido tomó otro cariz. Imposible de coser un encuentro con el mismo ritmo de juego. La razón también hay que encontrarla en que la mala suerte que también tuvo el siete alcarreño con varias maderas, en este caso vio cómo la redonda iba dentro. Guadalajara tuvo a Márquez tanto en plan estelar como protagonista para buscar el beneficio de su equipo que derivó en una roja para su técnico César Montes, después de montar un espectáculo al protestar una exclusión de su jugador. Los alcarreños no solo se arrimaron en el marcador sino que llegaron a ponerse por delante. Para que no faltara de nada hasta tuvo protagonismo la mesa. Tras una doble exclusión –Mira y el referido Márquez-, Guadalajara jugó con siete cuando debía hacerlo con seis. ¿Solución? Bola para Guadalajara y repetición de la jugada. Inaudito.

Bada Huesca enjuagó esa diferencia de un tanto y entró en los últimos cinco minutos con un margen de +4 a su favor. Pero esto es la Copa y elevó el previo que deberá pagar por comprar el billete para la final a 8 al dejar el marcador en un justito 28-26. El sábado se sabrá si lo paga o no.

Por lo que respecta a las otros partidos de Copa, los marcadores fueron ajustados y el más holgado la victoria de Benidorm ante Bidasoa (28-21). Cosas de la Copa.

Otros resultados:

Villa de Aranda 26-23 Cangas

Anaitasuna 27-23 Sinfín

LA FICHA

Bada Huesca: Jorge Gómez (p), Carmona (2), Teixeira (7), Val, Eloy (6), Oier (4) y Marcelo –siete inicial. Arguillas (ps), Camas, Todorovic (4), Mugerza (1), Carró (4), Ariño, Mira y Bonanno.

Guadalajara: Hombrados (p), Mellado (4), Lucas (3), Márquez (8), Bozalongo (2), Mikel (1) y Ramos (2). Siete inicial. Eceolaza (ps), Montoya, Sanz, Fuentes, Sedano, Vallés (1) y Da Silva (1).

Árbitros:Luque y Pascual. Excluidos Mira (2) y Teixeira por el Bada; Lucas, Márquez (2), Redondo y roja al técnico de Guadalajara.

Parciales cada cinco minutos: 3-0, 6-2, 8-5, 10-7, 13-9, 16-11 (descanso) 17-16, 20-20, 22-20, 25-22, 27-23 y 28-26.