Fotomontaje: sporthuesca.com
El Bada Huesca cierra la temporada este sábado ante un Teucro ya descendido. El siete de Nolasco aún tiene el resquicio de acariciar la octava plaza que parece segura en manos del Benidorm.
Fotomontaje: sporthuesca.com
Fotomontaje: sporthuesca.com

El Bada Huesca inicia a las 17.30 de este sábado el abrazo final a la temporada. Y el calendario lo ha mandado a Pontevedra. Ocupar la octava plaza de la Asobal es una quimera. En principio está ‘reservada’ para Benidorm que recibe a Guadalajara, pero en el deporte, afortunadamente, todo es posible. El equipo altoaragonés ha llegado esta mañana a Pontevedra tras dejar 980 kilómetros en autobús. Una paliza de viaje para abrochar la temporada. Se mide a un Teucro ya en descenso que ha firmado una campaña horrible –lleva 19 jornadas sin ganar- y eso que tiene un plantel con buenos y deseados jugadores como son Balenciaga, Rial, Carró y Dani Hernández.

Si bien el equipo gallego está descendido deportivamente aún anhela quedarse en la Asobal al considerar que Guadalajara ha incumplido el reglamento de Asobal en cuanto al pago del canon, pero la realidad, a fecha de hoy, es que la próxima campaña estará en la División de Honor B. La polémica ha sido alimentada con el estudio de la entidad alcarreña de plantear una denuncia al presidente del equipo gallego por “perjudicar gravemente” su imagen y honorabilidad según recogió el Diario de Pontevedra en su edición del miércoles.

El siete de Quique Domínguez ha demostrado un balonmano rápido, fluido en las contras pero atascado en el ataque posicional. Sus resultados en esta campaña le han dejado con pocas victorias, pero no han sido muchos equipos los que han conseguido importantes diferencias. En su casillero muchas derrotas con resultados ajustados.

Equipo del Bada BM Huesca ganador de los duelos de fútbol sala previos a los entrenamientos.
Equipo del Bada BM Huesca ganador de los duelos de fútbol sala previos a los entrenamientos.

Para el partido de este sábado, Nolasco espera un encuentro “tranquilo”, consciente de que en balonmano ese término es muy difuso. El equipo se entrenó esta tarde sobe la pista donde se jugará el partido y, también hubo tiempo para echar el último partido de fútbol sala de la temporada, un ‘ritual’ que suele ser común antes de cada entreno. Lo único seguro es que ambos sietes querrán la victoria para acabar la temporada con el sabor del triunfo. El técnico del Bada BM Huesca ha vuelto a completar el equipo con jugadores de la cantera ya que sigue la tónica de la campaña de jugadores lesionados. Y tras el partido, otros 980 kilómetros de vuelta y la despedida de muchos jugadores que ya no seguirán en la plantilla.