El Bada durante el entreno de esta tarde en León. Foto: BM Huesca
El Bada Huesca visita este sábado (18.00) la siempre difícil cancha de León, un siete armado para destronar al Naturhouse de la segunda plaza del balonmano español donde gobierna el Barça con mano de hierro.

“Me quedo con que va a ser un partido complicado y muy difícil”. El Bada Huesca se encuentra en León donde este sábado (18.00) le toca bailar con uno de los mejores equipos de la Asobal. Rafa Guijosa tiene en sus manos una plantilla extensa, capaz de marcar un ritmo de juego endiablado. Contrarrestar ese “martillo pilón” va a ser una prueba de fuego. Si ganar contra Villa de Aranda tuvo valor, ‘rascar’ algo positivo de la pista de León sería algo enorme. “Si conseguimos puntuar aquí habremos crecido de una forma enorme”, recalca Nolasco para acotar acto seguido que espera un partido “con un ritmo impresionante”, sello de su personal técnico Rafa Guijosa con el que Nolasco mantiene una relación equidistante. “Ni nos llevamos bien ni nos llevamos mal”, desliza.

El técnico del Bada recalca la diferencia de plantillas. Rechaza que vaya a ser un partido entre iguales. La diferencia de presupuestos y de fondo de armario antes del bocinazo inicial es clara. Lo que ocurra luego, cuando la bola empiece a moverse ya es otra cosa. En un partido todo puede ocurrir, aunque los leoneses ya han demostrado con la victoria ante el Naturhouse que en su casa es un rival de cuidado.

Sus 2.500 socios, la historia que atesora su pasado, los títulos que guarda en sus vitrinas ahorman una afición que sabe apretar y convertir el pabellón en una caldera. No dejarse intimidar y “ser capaces de mantener su ritmo de juego”, insiste Nolasco, será importante para volver de León con un resultado positivo. Y es que Bada siempre ha jugado bien contra los leoneses. Siempre ha defendido el marcador durante muchos minutos. “Tienen un juego muy definido y creo que podemos contrarrestarlo, aunque también es cierto que esta temporada tiene más nivel y puede actuar como un martillo pilón desde el principio”.

Resultado que se dé aparte, la certeza de Nolasco es que cuando juegas contra equipos buenos, siempre mejoras y eso supone elevar un punto la calidad del equipo para encarar con más garantía los siguientes compromisos. La expedición oscense ha viajado hoy a León, se encuentra alojada en el hotel Ríosol y esta tarde ha habido un entrenamiento de poco más de una hora en un pabellón distinto a donde mañana se celebra el partido.