El Leganés afronta estas tres últimas semanas de competición pensando que la renta de cuatro puntos que tiene con respecto al tercero puede ser válida y conseguir el hito del ascenso. Sin embargo los pupilos de Asier Garitano solo tienen puestos los ojos en el partido ante la SD Huesca. Sabedores de que el equipo oscense se juega mucho también, el técnico de Bergara no se fía del conjunto de Anquela.
leganes somoslega
Imagen: SOMOSLEGA.COM

SOMOSLEGA.COM | Pero los pepineros saben que muchas de las opciones de jugar el año que viene en una división superior pasan por ganar lo de casa, rascar algo fuera y esperar que pinchen los perseguidores. Aparte de la SD Huesca el otro equipo que visitará el Municipal Butarque será el Llagostera, donde harán valer el fortín que lleva siendo años el estadio del CD Leganés y del que muy pocos han conseguido salir victoriosos. Este año solo el Tenerife se ha llevado los tres puntos y los leganenses buscarán que nadie más lo haga, cerrando el año con sendas victorias que certifiquen el sueño.

La fortaleza de este Leganés radica en el grupo, en la intensidad de los entrenamientos y en el desgaste físico. Todo ello bajo el bastón de mando de Asier Garitano, un técnico sin excesivo curriculum pero que hará carrera en el mundo del fútbol. Bajo los palos se encontrará uno de los guardametas menos goleados de la categoría en un equipo siempre fiable en defensa, perderá a uno de sus pilares de esta temporada, el defensa cedido por el Deportivo de La Coruña, Pablo Insua. En su lugar podría entrar cualquier de los dos ex jugadores del Athletic partiendo con más posibilidades Albizua por delante de Bustinza. Víctor Díaz, Luis Ruiz y el capitán Mantovani, que vuelve tras cumplir sanción, ocuparían las otras tres plazas.

Otro de los fijos las últimas semanas en el once pepinero y que se perderá el partido ha sido el ex blaugrana Lluis Sastre. Su puesto en el centro del campo está muy repartido pero Alberto Martín y Ruiz de Galarreta optan a suplir el puesto del centrocampista balear. La banda derecha madrileña también tendrán pasado oscense ya que Omar Ramos se ha convertido en uno de los fijos en el ataque blanquiazul. A su lado tendrá al brasileño Gabriel y en el otro lado del campo al argentino Szymanowski mientras que en la punta de ataque estará el bregador Guillermo mientras Rubén Peña y Asdrúbal esperan su oportunidad en el banquillo.

El tiempo y la clasificación juega a favor del Leganés que solo espera en sacar adelante estos cuatro encuentros que le quedan para tocar el cielo con las manos y disfrutar de la Primera División por primera vez en su historia y colocarse como el tercer mejor equipo de la Comunidad de Madrid.