El delantero de la SD Huesca fue entrevistado en L’Esportiu de Catalunya. Habló sobre por qué le está costando tanto hacer goles con el Huesca, el próximo partido contra el Llagostera o las razones que le llevaron a decantarse por los azulgrana en enero, entre otras muchas cosas.
Arruabarrena estuvo excepcional ante el Nàstic | Foto: C.Pascual
Arruabarrena ante el Nàstic | Foto: C.Pascual

El delantero tolosarra de la Sociedad Deportiva Huesca Mikel Arruabarrena, a la que llegó en el mercado invernal en calidad de cedido procedente del Eibar después de rechazar algunas ofertas de equipos de Segunda División, entre ellos la propia UE Llagostera, fue entrevistado para L’ Esportiu de Catalunya de cara al partido que enfrentará a Huesca y a Llagostera en El Alcoraz el próximo sábado.

“Desde mi llegada hemos ido alternando fases. Tuvimos un tramo bueno, después perdimos cuatro partidos seguidos contra equipos de la parte baja y ahora hemos ganado contra dos de arriba, el Nàstic y el Oviedo, que nos han hecho salir del descenso. Estamos en el mejor momento de la temporada y queremos aprovecharlo”, comenzó comentando Arruabarrena sobre la situación actual del cuadro oscense.

Después se le preguntó si consideraba positivo el hecho de que de los siete partidos que le quedan al Huesca, cuatro sean en El Alcoraz, ya que son con diferencia el peor conjunto como local de la categoría: “En casa nos está costando mucho, normalmente tenemos la mala suerte de encajar el primer gol y eso te condiciona el resto del partido, pero aún así siempre es mejor jugar en casa. Sabemos que nuestra salvación depende de los cuatro partidos en El Alcoraz, porque tenemos salidas complicadas, aunque hemos demostrado que podemos ganar a cualquiera a domicilio. En Segunda A, normalmente ganas más partidos en casa, pero lo que también tiene la categoría es que puedes ganar al mejor equipo y perder contra el último, no hay rival débil. Para nosotros todos los partidos son igual de difíciles”.

Lógicamente hubo que hablar sobre el Llagostera y la importancia del choque que enfrentará a ambos conjuntos el próximo sábado: “El curso pasado hicieron un gran año, pero en verano era, a priori, un equipo como el Huesca, que iba a luchar por la salvación. En la segunda vuelta lo están haciendo muy bien en casa, y fuera también han mejorado, pero no le acaban de salir bien las cosas. Es un equipo peligroso que nunca pierde fácilmente y que vendrá aquí muy obligado”.

Arruabarrena celebra su gol en Los Pajaritos | Foto: LFP
Arruabarrena celebra su hasta ahora único gol en Soria | Foto: LFP

Explicó también al medio catalán por qué eligió Huesca de entre todas las ofertas que tenía: “Por diversas razones, como el gran interés que mostraron en mí o porque es un equipo que llega muy arriba y que tiene ocasiones, y eso para un delantero siempre es positivo; también porque Huesca está relativamente cerca de mi casa. Pero sobre todo lo que me hizo decidirme fue que ellos tenían muy claro que fuera. El Llagostera me llamó, me dijeron que buscaban un delantero, pero yo ya había hablado con el Huesca, aunque todavía no sabía si podría salir del Eibar. Insistí en marchar y finalmente pude ir a Huesca”.

Arruabarrena dio las razones por las que le está costando tanto hacer goles con los azulgrana, solo uno en trece partidos desde su llegada: “He tenido algún problema físico, ahora juego de ‘9’ puro cuando hacía tiempo que no lo hacía, hacía medio año que casi no jugaba… Todo ello hace que me esté costando más de la cuenta marcar goles, pero no son excusas. Ojalá pueda marcar en esta jornada y que sirva para sumar, aunque tampoco estoy obsesionado”.

Para finalizar la entrevista, Mikel habló sobre cómo vislumbra su futuro una vez regrese al Eibar en verano: “Es complicado, porque el Eibar continuará en Primera, tendrá más dinero de la televisión y querrá hacer un buen equipo. Tengo contrato allí y en principio volveré en verano, pero ya se verá qué pasa. Yo quiero seguir en el fútbol profesional, pero tengo 33 años y no es fácil firmar. Segunda ya no es como antes, cuando los equipos querían veteranía. Ahora arriesgan más con los jóvenes, pero me siento fuerte y haciendo una buena pretemporada seguro que todo irá bien”.