Jorge Arcas | Foto: Jennifer Lafarge
Jorge Arcas será uno de los seis elegidos por Movistar para tomar parte en el Tour of Britain. La vuelta británica consta de nueve etapas a disputar en ocho días de competición. El recorrido es muy quebrado, sin grandes puertos pero sin apenas llanos.

Una vez demostrada en Francia su valía y su buen estado de forma durante el pasado mes de agosto, Jorge Arcas vuelve a contar con la confianza de su equipo para afrontar una nueva vuelta por etapas. Esta vez la escuadra telefónica ha llamado al serrablés Jorge Arcas para la disputa del Tour of Britain, prueba que se va a celebrar entre los días 4 y 11 de septiembre uniendo la escocesa ciudad de Glasgow con la capital británica, Londres. Esta, junto con la Vuelta a Suiza del pasado mes de junio serán las dos pruebas por etapas más largas que dispute el de Sabiñánigo esta temporada.

Las etapas del Tour of Britain están claramente marcadas por la conocida orografía de las islas británicas. Innumerables colinas surcadas por estrechas y curvadas carreteras que atraviesan un verde paisaje que a buen seguro estará plagado de unos aficionados ingleses que tan fanáticamente están siguiendo el ciclismo durante los últimos años. Serán nueve etapas que apenas darán tregua a los ciclistas, con constantes cotas y repechos ya desde salida para romper al gran pelotón. No habrá grandes puertos porque sencillamente allí no existen, pero con varias etapas que rondan los 200 kilómetros, una incluso los supera sobradamente, se llegan a alcanzar desniveles acumulados de 4.000 metros. Todo un desafío para el alto ritmo de un pelotón profesional que sufrirá en sus piernas tanto territorio comanche. Por no hablar del tiempo. Ya sabemos todos como las gasta por esas latitudes.

Empezará en Glasgow para abandonar Escocia al siguiente día buscando las colinas de Cumbria en el norte de Inglaterra y la industrial zona de Manchester. Tras este periplo en busca del sur se llegará a Gales en una de los días más decisivos de la carrera. La sexta etapa con final en Haytor será la única que termine en alto. Después de ello la general se puede acabar decidiendo en la crono de Bristol sólo si las diferencias son escasas porque tan sólo serán 15 kilómetros contra el reloj. Para terminar dos etapas en circuito llano ideales para sprinters, una en el propio Bristol y la última en Londres.

Uno de los rasgos peculiares de la ronda británica, y que influye mucho en el devenir de la prueba, es que los equipos tan sólo pueden presentar a seis ciclistas, un número inferior al habitual en este tipo de vueltas. El control de la carrera no es el mismo y esa supuesta anarquía la hace más imprevisible. Quizá así el espectáculo sea mayor, sobre todo en ese quebrado terreno. Movistar acude con Jorge Arcas, el local Alex Dowsett, Gorka Izagirre, Juanjo Lobato, Javi Moreno y Giovanni Visconti. Un equipo con varios cazaetapas y un experto contrarrelojista como es el inglés, un equipo para luchar por lo que dejen fuera de los sprints Greipel, Cavendish, Viviani, Van Poppel y compañía.