Hay que aprovechar a Sergio Jiménez

0
El nuevo entrenador de Peñas Huesca, viene con un montón de aspectos positivos bajo el brazo, de los cuales el club oscense puede sacar un gran partido, razón por la que el salmantino ha sido el hombre elegido por la directiva altoaragonesa.

sergio-jimenezTodo entrenador tendrá sus defectos, pero a Sergio Jiménez por el momento, tras su rueda de prensa y tras su curriculum, solo se pueden ver aspectos positivos, teniendo en cuenta que como ha dicho busca un juego rápido y vistoso (como lo era el de Quim Costa), que ha sido entrenador ayudante en las selecciones españolas sub18 y sub20, que viene de un club como el Araberri, desaparecido para el baloncesto profesional (aunque sigue intentando quemar su último cartucho para entrar en LEB Oro) pero que ascendió el pasado curso, y que su mayor experiencia es la de trabajar con la cantera, algo en lo que la nueva directiva está poniendo uno de sus mayores empeños.

Conoce lo que es trabajar con la base en un club ACB como Fuenlabrada, donde ha crecido como entrenador, y donde llegó a formar a otros entrenadores además de jugadores, algo que vendrá de perlas al conjunto oscense, que fortalecerá una de las áreas que trata con más mimo, en lo que será una mayor comunión si cabe (el pasado año Carlos Lanau ya estaba con la cantera) entre el equipo profesional y la base del club.

Con respecto a la filosofía de Peñas Huesca de traer jugadores jóvenes con hambre de baloncesto y que quieran mejorar, es algo que viene relacionado con Sergio Jiménez por su relación de entrenador ayudante de las selecciones españolas en categorías inferiores, así que podremos ver por Huesca seguramente jugadores como los que llegaron en su día estilo Josep Pérez, Darío Brizuela, Edgar Vicedo, Pierre Oriola, Lluis Costa, Joan Pardina… un Joan Pardina que por cierto todavía sigue sin equipo, jugadores que saben lo que es estar en la selección española antes de la categoría absoluta, hombres jóvenes, con poca experiencia, pero sobrados de talento que pulir.

Por último Araberri, seguro que muchos clubes tienen sus ojos puestos en jugadores que la pasada temporada consiguieron con el equipo vitoriano subir a LEB Oro, pero Peñas Huesca tiene un plus más, que no es otro que el entrenador que les  hizo tocar el cielo como jugadores de baloncesto en la división de bronce, y es que por mucho que los jugadores vengan de una división menor, no quiere decir que sean peores, y sino solo hace falta mirar la pasada temporada a Cáceres y Castellón, que con un buen porcentaje de jugadores que continuaron desde el equipo de LEB Plata, acabaron haciendo una temporada impresionante.

Pero ¿qué hay en Araberri?, podemos destacar 5 hombres muy aprovechables para LEB Oro: Fabio Santana, base español con ganas de crecer, 24 años, de la cantera canaria, y que firmó más de 10 puntos y 3 asistencias por partido el pasado curso, jugador que era el timón de Sergio Jiménez. Beau Levesque, un ala-pivot americano de 25 años que hace dos temporadas jugó en Oviedo, y que dió un paso atrás para volver a dar uno hacia adelante, acabando con más de 14 puntos y 8 rebotes por encuentro, un referente, por no decir el mejor de Araberri el pasado curso que puede lanzar desde cualquier lugar. Tyran De Lattibeaudiere, jamaicano llegado desde la NCAA pero que se destapó con unas medias de más de 14 puntos y 8 rebotes, un pivot fuerte de 25 años que fue un titán en las zonas de LEB Plata a pesar de su corta estatura para el puesto. Parker Smith, el killer de Araberri, americano de 26 años, más de un 40% de acierto y más de 14 puntos por encuentro, un seguro desde el tiro libre que no pudo acabar la temporada debido a una espantada a EEUU. Por último Mirza Bulic, 24 años, ala-pivot montenegrino que debutaba en competiciones FEB y que acabó con más de 11 puntos y 5 rebotes por noche, con tiro desde todas las distancias con su 2,07m de altura.

Sea lo que sea, el nuevo entrenador parece que ser un acierto, y se espera que su fichaje sea todo un éxito para la entidad peñista, la suerte de Sergio Jiménez será nuestra suerte.