El mayor peligro del Elche se llama Sergio León, el atacante cordobés que es el máximo anotador de Segunda División con 13 goles y regresa este domingo tras cumplir su partido de sanción en Tarragona. En Huesca, y motivado por las bajas, Anquela medita realizar varias sustituciones en el once que salga a competir el domingo en el Martínez Valero.
Sergio León celebra un gol con el Elche | Foto: LFP
Sergio León celebra un gol con el Elche | Foto: LFP

No todo son malas noticias deportivas en el Elche CF. Tras conocer la baja por lesión de Armando, y teniendo en duda hasta última hora a José Ángel, Lolo, Hugo y Eldin, Rubén Baraja recupera para recibir al Huesca a Sergio León, el delantero andaluz que no pudo participar en la jornada anterior por estar cumpliendo un partido de suspensión tras ser amonestado. La entidad franjiverde volverá a contar con uno de sus jugadores más destacados, que con 13 goles lidera empatado con David Rodríguez (Alcorcón) la tabla de goleadores en Segunda División.

Por su parte en Huesca Juan Antonio Anquela medita realizar una revolución en su once para salir a competir en Alicante. En la portería repetirá Leo Franco, las principales novedades estarán en la retaguardia, donde Nagore, Jesús Valentín y Christian adquirirán protagonismo acompañando a Carlos David debido a la lesión de Morillas y la sanción de Íñigo López. El veterano carrilero madrileño podría entrar en el once supliendo a Óscar Ramírez, cuyo rendimiento en las últimas jornadas ha dejado mucho que desear y ha solido ser sustituido mediada la segunda mitad. En el entrenamiento del viernes Bambock entrenó al margen, pudiendo dar entrada a Íñigo Ros en el pivote defensivo. El de Tudela jugaría por detrás de Camacho, que está apercibido de sanción y volvería al once tras haber sido desconvocado ante el Girona; Tyronne y Alexander González, que podría ser la novedad reemplazando al sancionado Machís. En la punta de ataque podría jugar en solitario Mikel Arruabarrena, dejando a Luis Fernández en el banquillo tras los errores cometidos en la última jornada que prolongaron su sequía goleadora.