Los tres primeros en llegar a la meta en la San Silvestre Oscense /Foto: C.Pascual
A sus 56 años, Ángel Serrano ha sido el el primero en cruzar esta tarde la línea de meta de una San Silvestre que se corrió sobre un céntrico trazado de la capital altoaragonesa. || FOTOS DE LA CARRERA.
Los tres primeros en llegar a la meta en la San Silvestre Oscense /Foto: C.Pascual
Los tres primeros en llegar a la meta en la San Silvestre Oscense / Foto: C.Pascual

Lo raro era ver a un atleta y eso que se trataba de una carrera. Mejor escrito, de ver a alguien vestido de atleta. Ya sabe. Camiseta térmica, pantaloncito de malla, ‘zapas’ –bueno, ‘zapas’ de marca sí que se vieron- y mirada de esas que parece que solo has nacido para ganar. Lo más fue el inmenso desfile de disfraces por el centro de Huesca por la San Silvestre. Y sorprendió que no hubiera en plena eclosión de la Guerra de las Galaxias ni un solo soldado imperial o de Amadeus, vamos algún Kilo Ren. Preocupada que debe estar la Disney por su escasa penetración en Huesca capital. También es cierto que correr con una armadura galáctica debe ser complicado.

Pero a lo que vamos. Ángel Serrano ganó una San Silvestre imponiendo un buen ritmo desde que el alcalde de Huesca, Luis Felipe, diera el pistoletazo de salida. 11 grados en el termómetro de la Plaza de Navarra y 1.150 corredores pasando bajo el arco de salida con un buen ánimo y entre los aplausos del numeroso público que se dio cita en las aceras para seguir a los participantes. Sobre el asfalto muchas risas y buen humor. Las zancadas de Serrano apenas tuvieron contestación. Con sus envidiables 56 años puso un ritmo frenético. El pasado año quedó segundo y esta vez quería ganar.

En el pelotón, de todo. Las cuatro vueltas al circuito urbano para firmar una cuerda de 5.400 metros hicieron mella en más de un corredor para salir de 2015 a la carrera y entrar con ganas a la última cena del año. Y ojo. Correr disfrazado de hoplita –lanza y escudo incluido- de plátano, pantera rosa, monstruo, boxeador, nadador con flotador…  debe ser difícil cuando los metros se acumulan en las piernas. Lo mejor, un año más, el buen ambiente de una carrera organizada por el Club Atletismo Huesca, Fundación Alcoraz y Corredores Oscenses.