Juan Antonio Anquela, técnico de la SD Huesca | Foto: LFP
El conjunto oscense cerró el 2015 con un empate en El Alcoraz causado por la mala fortuna y las sustituciones inadecuadas que no llegaron cuando se debía.

Un 5-3-2 para acabar el año que pasó a un 4-2-3-1 a partir del minuto 20. Tras cuatro partidos dirigiendo a la SD Huesca, ya podemos ver qué jugadores son del gusto de Anquela y cuáles descarta. Óscar Ramírez, para ocupar el lateral derecho y Franck-Yves Bambock, para ser el mediocentro, son dos de sus jugadores predilectos, imponiéndose ambos a Aythami y Manolo, respectivamente. Ante el Leganés, el cordobés y Mainz se quedaron fuera de la convocatoria al igual que los jugones Samu y Calvo. Este fue el once titular que saltó al verde de El Alcoraz ante el CD Leganés:

Once de la SD Huesca ante el Leganés hasta el 20'.
Once de la SD Huesca ante el Leganés hasta el 20′.
Así se disputó la primera mitad tras la entrada de Tyronne.
Así se disputó la primera mitad tras la entrada de Tyronne.

La consistencia defensiva es primordial en una categoría como esta. Lo de no encajar y esperar a meter alguna es la premisa de la mayoría de equipos de la Segunda División donde, en la mayor parte de las ocasiones, los resultados son ajustados y prácticamente cualquier equipo puede vencer a cualquiera, ocupe la posición que ocupe. Pues bien, si algo ha pretendido Anquela desde que llegara al banquillo azulgrana ha sido el no recibir goles o, al menos, la menor cantidad posible de estos, y por ello ha apostado -y apuesta- por jugar con cinco atrás.

Que Christian se lesionara en el minuto 20 de encuentro tuvo un resultado positivo en el juego del equipo. El cántabro perdió un balón en mediocampo y tuvo que pegar un sprint para intentar detener el contragolpe pepinero. Es dicho esfuerzo, se rompió, y tuvo que ser sustituido. Digo que esta circunstancia acabó siendo “buena” para el Huesca porque a Anquela le tocaba decidir, vistos los primeros veinte minutos, si meter a un defensa para mantener el esquema -introduciendo a Jesús Valentín en la zaga-, o bien a un centrocampista y modificar éste. El técnico jienense se decidió por poner en el verde a Tyronne Del Pino (20′) en detrimento del lesionado Christian. Quedaría, el Huesca, en un 4-2-3-1 y dejaría de parecerse tácticamente a su oponente, pues el Leganés jugó con cinco atrás.

Con Tyronne en el campo y el Huesca en algo parecido a un 4-2-3-1
Con Tyronne en el campo y el Huesca en algo parecido a un 4-2-3-1

Los últimos minutos del primer tiempo fueron buenos para los azulgranas. Combinaron más y mejor que su rival y lograron llegar al área contraria. A pesar de que la línea defensiva del cuadro madrileño estuviera formada por cinco futbolistas, su centro del campo tan sólo tenía a dos (5-2-3). Ahí, el Huesca se imponía gracias a la superioridad numérica y esa tónica que agarraba el encuentro era muy positiva. Si el conjunto altoaragonés insistía por igual, el tanto no se haría de rogar.

Todavía con una mentalidad más ofensiva arrancaba la SD Huesca el segundo tiempo, enlazando con mayor velocidad las jugadas de ataque. Con el 0-0 en el marcador, era el momento en el que Anquela debía decidirse a ir a por el partido. El gol llegó en una acción oportunista de Darwin Machís tras error del portero. No se había cumplido el primer cuarto de hora de la segunda mitad y el Huesca ya estaba por delante; había hecho méritos para ello y lo había conseguido. Sin embargo, los cambios seguían sin llegar y el Leganés empató en una acción fortuita cinco minutos después. Se volvía a los mismo: tablas en el luminoso y a intentar, de nuevo, ponerse por delante. Anquela quitó a Luis Fernández por Héctor Figueroa (72′) y, poco después, a Camacho por Jesús Valentín (77′). Lo lógico, con el empate, hubiese sido mantener al gallego en el campo y arroparle con otro delantero a su lado, quitando a un Darwin Machís que, salvo el tanto, no había aportado nada, y poner calidad arriba, metiendo a José Gaspar y sustituyendo a Camacho.

Así acabó el Huesca, con Valentín junto a Bambock y Figueroa arriba
Así acabó el Huesca, con Valentín junto a Bambock y Figueroa arriba

Ninguna de las dos se dio cuando el equipo lo demandaba, y a poco más de diez minutos para el final ingresaba Jesús Valentín para cerrar la medular con Bambock y liberar a Fran Mérida, todo para protegerse y no conceder. Pues si eso se pretendió, eso se logró: no perder.

Lo mejor, que el Huesca despide el 2015 fuera de los puestos de descenso. Ahora, parón. Una semana de fiesta para descansar, cargar las pilas, y tener tiempo para pensar. El 28, vuelta al trabajo y el día 3, estreno del 2016 con el derbi ante el Real Zaragoza en La Romareda. Un partidazo para darle la bienvenida al nuevo año y en el que Anquela no podrá contar, seguro, con el sancionado Luis Fernández, “su ‘9’”, y con Christian Fernández entre algodones. ¿Cuál será el primer once del 2016 del técnico jienense en el banquillo azulgrana? Sin Luis, ¿Mainz, Moya, o Figueroa? Sin Christian -posiblemente-, ¿con Jesús en la defensa de cinco o vuelta a los cuatro atrás? Todo son incógnitas, no hay nada claro. Lo que sí es cierto es que, con la destitución de Tevenet y la llegada de Anquela, hay un cambio. Toca definir si es a mejor… o a peor.

  • Danajoe

    Al que la quedado grsnde la categoría es a la Directiva demasiado hizo tevenet con lo mimbres que tenía en el verde haber si Anquela de trae algún punto de Zaragoza como Tevenet de Alcorcon o Córdoba lo que pasa que Tevenet esta pidiendo refuerzo desde pretemporada y nada y ahora llega este señor Anquela y dice que no necesita refuerzo que piensas vitin y dices que 9 jugadores no da la talla Tevenet o la Directiva hay lo dejo

  • vitin

    Bueno,en primer lugar respeto todas las opiniones,aunque no las comparto,Tevenet esta bien cesado pues le venia grande esta categoría,con el descendíamos si o si,era el equipo menos trabajado de la categoría,entiendase(automatismos)saber donde están los compañeros etc etc,.
    Lo de los jugadores es capitulo aparte,tanto Mainz,Manolo,Ahytami,Ross,Samu,Moya,Camacho,y Whalley,y en menor medida C.David,son jugadores que no dan la talla en esta categoría,aunque pongan toda su voluntad.
    En este apartado también habría que pedir responsabilidades a quien corresponda,
    Creo y espero acertar que con Anquela(gustara o no gustara)mas algún retoque en el equipo (fichajes de invierno)con sus ciorrespondientes bajas,ya nombradas esto tendrá solución,
    Felices fiestas .

  • Danajoe

    Echar un entrenado sin motivos cuando fuimos a jugar con el Bilbao éramos el mejor equipo fuera de casa sólo nos habían exo un gol fuera del Alcoraz en 10 jornada vino el Numancia y dijo que si ganaba en Huesca era uno de los mejores arranques de ello pero si ganaba el Huesca también se ponía a los mismos puntos y ganamos más los robos claros que ya conocemos como el de Valladolid etc no se la Directiva a tenido que tener algo no se puede echar a un entrenador asin por asin presidente Dimisión

  • Danajoe

    Nos vamos acordar de Tevenet toda la vida con el pedazo de entrenador que era Tevenet alguien ha ido aver los entrenamientos de Anquela es un pasado y este hombre de quedo antiguo me quedo con el fútbol de Luis Tevenet

  • Antonio

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. La suplencia de Mainz y Manolo no la comprendo cómo tan poco la de Tyrone que salió a sustituir a un lesionado. Tevenet nos acostumbró a otro fútbol y ahora toca jugar a “fajarse”.

  • Fernando Escartín

    Yo no diré quienes tienen que jugar, no soy el entrenador. Cada uno tiene sus gustos, pero lo que sí creo es que hasta ahora no hemos ganado en nada respecto a cuando estaba Tevenet.

    En defensa seguimos encajando goles, tantos o más que antes por mucha defensa que ponga. Y en juego, mucho menos vistoso que antes, vaya más aburrido.
    Y encasillar jugadores para hacerlos salir (si es el caso, que no lo sé) enero, cuando lo dan todo y se dejan la piel cuando juegan, me parece un capricho y falta de respeto. Es, para mí, el caso de Manolo y Mainz.

    Muy aprovechables, lo han demostrado, trabajadores, responsables y honestos.
    En todo caso, abrir las puertas a quienes no lo pongan todo, en los entrenamientos y en los partidos.
    Dije que fue un error, un capricho, cesar a Tevenet y me reafirmo.
    No estoy al caso ni sé lo que hay de cierto en la posible intervención del vestuario para cesarlo.

    Desde la responsabilidad del secretario técnico o director deportivo (no sé lo que hay, en la web oficial no aparecen, como tampoco quien forma la Junta Directiva. ¿Por qué?) y la Junta se supone que lo tienen claro, pero hasta ahora no se nota. Esperemos a ver, pero la PACIENCIA es una virtud antes que la PRECIPITACIÓN. Y cambiar de entrenador no fue precisamente tener calma.