La SD Huesca volvió a puntuar a domicilio tras empatar a un tanto en el Martínez Valero de Elche. Sin embargo, la victoria se escapó, pues los de Anquela se pusieron por delante y no supieron mantener la ventaja ni lograr el tan ansiado triunfo.
Nagore peleando un balón | Foto: www.elchecf. es
Nagore pugna por un balón ante un rival | Foto: elchecf.es

Esta vez no fue Anquela, ni el esquema, ni las ausencias. Lo que hizo que el Huesca dejara de sumar los tres puntos para conseguir solamente uno fue algo que alguno de sus jugadores no se puede volver a permitir: la sorprendente actitud inmadura e infantil durante muchos minutos dando opción al Elche a lograr la igualada y meterse en el partido. Porque aquello que comete uno, lo paga el resto, y repercute en el resultado final del encuentro.

La SD Huesca se presentó en el Martínez Valero con un 4-4-2 y sin el ariete gallego Luis Fernández, que en las últimas semanas se había vuelto indiscutible. El once fue el siguiente: Leo Franco en portería; Nagore lateral derecho, Carlos David y Jesús Valentín centrales y Christian Fernández lateral izquierdo; Bambock y Fran Mérida en el centro del campo, con Alexander González por derecha y Tyronne por izquierda; y en punta, Juanjo Camacho y Arruabarrena.

Con la clara intención de defender bien y no arriesgar en campo propio le compitió la SD Huesca al Elche todo el primer tiempo, marchándose a vestuarios por delante en el luminoso. Aquello que iba a diferenciar al conjunto oscense en terreno rival para que pudiera crear peligro en lugar de no poder llegar iba a ser la toma de decisiones. Y en esas apareció el venezolano Alexander González, que se movió por dentro para sumar en el centro del campo junto a Fran Mérida y Bambock y con un Camacho que retrasaba ligeramente su posición. Con dichos elementos en el mencionado espacio, llegó el gol. Mientras el Elche intentaba generar posesiones largas para atraer por dentro y soltar hacia fuera como arma ofensiva, los azulgranas se decidían por jugar en largo, ganar la segunda jugada y crear a partir de ahí.

En un escenario más controlado que inseguro, sin peligrar en exceso la favorable dinámica oscense, aparecieron los contratiempos. Juan Antonio Anquela se vio obligado a meter dos piezas nuevas y a reorganizar la zaga por las lesiones de Bambock y Christian. Íñigo Ros entró por el franco-camerunés (36′) y Ramírez lo hizo por el cántabro (42′). Ros se colocó en el mediocentro junto a Fran Mérida mientras que Ramírez se fue al lateral derecho, pasando Nagore al izquierdo. El Huesca perdía, entonces, salida por el carril izquierdo al no tener en defensa a un futbolista zurdo y, por ende, la presencia de Tyronne fue amainando poco a poco.

Si algo destacaba una vez finalizado el primer tiempo, más allá de la ventaja del cuadro visitante, fue la cantidad de cartulinas amarillas recibidas. El Huesca acabó la primera mitad con cuatro de sus futbolistas amonestados (Christian Fernández, Óscar Ramírez, Carlos David y Fran Mérida), siendo tres de ellos zagueros. A Carlos David le tocó bailar con Sergio León, que tras un seguido de faltas, vio una merecida tarjeta. Menciono lo comentado porque acabaría resultando determinante…

Solamente con un cambio restante en la recámara iniciaba el Huesca la segunda mitad. Debía Anquela, pues, esperar y verlo muy claro para agotar la última sustitución. Hizo bien, pero tardó un poco demasiado. Era evidente que si el conjunto azulgrana lograba mantener la ventaja cuantos menos minutos restaran para el final mejor, el cambio iba a ser posición por posición y con la intención de refrescar el centro del campo, que se iba agotando poco a poco. No obstante, el Elche empató. La sustitución fue la que una vez reanudado el segundo acto pensé y me dije a mí mismo que iba a ser: saltó Samu Sáiz por un desfondado y poco participativo Tyronne (86′), pero ya no para resguardar la ventaja… sino para volver a lograrla.

Y no hubo tiempo suficiente para ello. Nagore se ‘autoexpulsó’, primero protestando la pena máxima y después por propinar un codazo innecesario a Sergio León. Aquello le sumaba todavía más dificultad a un Huesca que dejaba escapar tres puntos, aunque Camacho tuvo la victoria en sus botas y Leo Franco salvó la derrota en el último instante. Si bien los azulgranas quisieron marcar el territorio, se pasaron. El Huesca acabó con 8 amonestados y 1 expulsado, habiendo cometido un total de 17 faltas, muchas de ellas a destiempo y con el rival en posición no peligrosa.

Quedó patente una ligera mejoría. Nagore fue la cara y la cruz, ya que firmó un más que notable encuentro pero mermó a su equipo en los minutos finales, y Alexander González sigue sumando detalles más que interesantes. Sin embargo, parece que el venezolano se encuentra cómodo en el costado derecho (como volante, que es su posición), y eso impide que sea Tyronne quien juegue en dicha posición, la que de verdad es capaz de explotar al máximo gracias a su gran habilidad con balón. No va a ser nada sencillo, y el once inicial sigue sin ser el óptimo, ni mucho menos, pero paso a paso las piezas puede que comiencen a encajar. Anquela anduvo correcto; ahora, que no se vuelva a equivocar.

  • mariano

    Que dificil es ver la realidad,el sr anquela cuando se hizo cargo del huesca ,dijo que conocia bien al equipo,y que conoce bien la categoria, pues bien ahi estan los resultados y los resultados dicen que no ha mejorado los resultados ya que el equipo esta ahi donde lo cogio,con la gravedad que queda menos tiempo o partidos,no pasa nada ahi esta zidanne en el madrid que lo hace peor que anquela ,cogio al madrid a 4 puntos del barza y el solito lo tiene a 9 del barza,culpabes quien son pues esta muy claro florentino, y lasaossa,tan grave es quedar tercero el madrid,como el huesca bajar a segunda b,perdona la comparacion, pero dicho esto los dos entrenadores tenian que estar en el paro,ya que en el paro hay mejores entrenadores que estos dos enchufados,

  • Altoaragon

    Yo tambien ando muy de acuerdo con casi todo el articulo, pero me gustaria recalcar puesto que he sido muy critico con el que por fin y digo por fin Anquela ha dado con el esquema de juego que el equipo necesita, igual me da 4-2-3-1 que 4-1-4-1 que 4-4-2 pero 4 atras por dios. Por tanto es justo reconocer como tambien lo hace Edgar que Anquela dispuso un equipo de garantias con un buen orden tactico y los errores puntuales y quizas la labor del trencilla nos privaron de algo mejor, pero puestos a ver lo positivo me quedo con ello, el equipo mostro identidad, sigue llegando y eso es importante (llegara el dia que Arru hara goles siempre los hizo eso no se olvida). Asi que para este sabado ante un pedazo de rival (el Mallorca anda disfrazado de algo que no es y aturdido pero es un rival tremendo) el Huesca debe de incidir en estos planteamientos y si cabe un mayor atrevimiento.

  • Pepelu

    Totalmente de acuerdo con todo el análisis. Enhorabuena una semana más, que gran sección!

  • Fernando Escartín

    Pues mira, coincido plenamente contigo en lo de las tarjetas. Acabo de escribirlo en la noticia-comentario que se hace aparte del debut de Nagore.

    Respecto a la actitud de algunos jugadores, dices infantil e inmadura por momentos, pues no sé bien a lo que te refieres o si quieres señalar a alguno en concreto, pero como equipo sí que se ve hace tiempo falta de ambición por momentos para cerrar el partido, con el empate o un gol a favor nos conformamos y en jugadas puntuales nos acaban de matar.

    Hay mimbres, buenas piezas, a ver si se encajan bien y pronto, porque nos pueden dar grandes alegrías. Y mejoramos en tranquilidad en momentos puntuales de ataque, jugadas clave, confianza en sí mismos (errores de Arruabarrena y Camacho ante el gol, por ejemplo, este domingo o de Luis Fernández anteriormente). Solos ante portería somos incapaces de atinar… no puede ser.

    • Edgar Navarro

      Con lo de la actitud “intanfil, inmadura”, me refiero a que todos y cada uno de los cinco defensas que participaron (Nagore, Ramírez, Carlos David, Jesús y Christian) cometieron faltas innecesarias como si de niños corriendo a destiempo detrás de un balón se tratase, como aquellas que cometían sin el balón cerca o con el futbolista rival de espaldas, sin que pudiera generar peligro alguno. Tocará corregirlo.

      • Fernando Escartín

        De acuerdo, gracias.

        No sé si infantil o de nervios por no dejarles darse la vuelta, adelantarse y no darles oportunidad de jugar la pelota. Estoy de acuerdo, fue lo mismo que en la tarjeta a Fran. Ya lo he dicho antes. Y me pregunto, ¿no sería eso una indicación desde la banda? Me extraña lo hicieran tantos jugadores en poco tiempo, parece que se hubieran puesto de acuerdo.

        Coincido contigo.

      • vitin

        Yo francamente no se como no te ficha el Huesca para asesor deportivo,¿crees que es tan sencillo como lo planteas?decir que cometieron faltas como si de niños corriendo a destiempo detrás de un balón,o con el futbolista rival de espaldas,en fin para nada de acuerdo.

      • Rebeca

        Se te entiende perfectamente Edgar , ojalá todos los periodistas o comentaristas que escriben una crónica en este medio , explicasen las cosas como lo haces tú con objetividad y analizando , solo discrepo en lo de actitud infantil porque creo que el Huesca se desquició con la actitud del elche y del arbitro excesivas tarjetas y eso hizo que se entrará a veces en provocaciones , enhorabuena por tus crónicas me gustan todas la verdad , lejos de un periodismo amarillista