Imagen del partido que Huesca y Alcorcón disputaron el pasado sábado | Foto: LFP
Se inicia una nueva temporada y, con ella, regresan los análisis de los partidos de la SD Huesca a SPORTHUESCA.com. En Santo Domingo, de táctico hubo poco. Fue un encuentro de tramos que los de Anquela pudieron perder y ganar a la vez.

La SD Huesca salió a Alcorcón con el pie derecho. Así lo plasmó en los primeros minutos y durante gran parte de la primera mitad del primer acto. Con Sergio Herrera bajo palos; Nagore en el lateral derecho, Carlos David y Jair Amador como centrales, César Soriano en el lateral izquierdo; Aguilera y Bambock en el centro del campo; Alexander en derecha, Samu Sáiz en el enganche, Ferreiro en la izquierda; y Borja Lázaro en punta, sacó un punto provechoso el cuadro azulgrana del Municipal de Santo Domingo.

Samu Sáiz fue titular. Sí, en el primer partido de la temporada y con todo lo que le costó hacerse un hueco en el equipo en la pasada. Con el balón fue el mejor a pesar de que su influencia en el juego, su desequilibrio y sus regates para zafarse de la marca no tuviesen premio. Eso le ocurre por jugar por delante de un centro del campo espeso con el esférico y sin el talento suficiente para romper líneas a través del pase o en conducción. Aguilera juega a un contacto y Bambock, que se pasa demasiado, no es fino. Y nada fluye.

Algo importante: los pupilos de Anquela salieron a por el partido. En lugar de acomplejarse, y jugar tímidamente, las líneas se situaron arriba y tanto Borja Lázaro como Samu iniciaban la presión hacia los centrales alfareros, siendo Bambock quien saltaba de su posición para acompañar. El Huesca no se echó atrás, sino que se adelantaba antes que el Alcorcón comenzara a avanzar con el balón conducido. Cuando los de Cosmin Contra pretendían pisar terreno rival, los azulgranas se ordenaban en el ya tan típico 4-4-2 y utilizado por los grandes para protegerse por dentro y por fuera.

Sin Íñigo López, Carlos David participó en el perfil derecho de la zaga. Es el único central del equipo que puede actuar en ambos perfiles de la posición de central, y en Santo Domingo lo hizo, con la premisa de liderar a sus compañeros atrás, junto a Jair, el único central zurdo de la plantilla. Una pareja que perfectamente puede instaurarse como la titular y cuyo rendimiento jamás estará por debajo de lo esperado gracias a las mínimas prestaciones de ambos, hasta psicológicas.

Entre una posesión muy repartida, el conjunto azulgrana puso el peligro. Primero, porque está Samu, y eso siempre suma. Y segundo, porque hay un nueve que sabe cómo se hacen las cosas que desempeñan los verdaderos nueves. Lázaro muerde, y como consecuencia de ello, el Huesca daba la sensación de estar -y lo estaba- mucho mejor asentado que su rival. El Alcorcón se fue al descanso algo mejor, pisando terreno azulgrana y logrando combinar. Un partido de tramos.

Porque a pesar de la poca fluidez general existente, el choque se agitó. Ganas había de comenzar a anotar y brindarle el primer triunfo de la nueva campaña a una u otra hinchada. Y la SD Huesca, poco a poco, fue todavía mejor que en el arranque del partido ante un Alcorcón que encontró en David Rodríguez su mejor arma: que por ser tan bueno como es, atrae y fija la atención de los demás en él. Eso cambia cosas. Con el intercambio de golpes, Anquela quiso protegerse, tal vez demasiado precavido, metiendo a Morillas por Ferreiro (72′) y agotó los cambios dando entrada a hombres por hombres, Camacho por Samu (77′) y Cmiljanic por Lázaro (84′).

Futbolistas de la misma posición, pero diferentes. Altura y oxígeno para un Huesca que trabajó de lo lindo para poder sacar una victoria que, entre tramos, se resistió. El Alcorcón asustó mientras un montenegrino tomaba la decisión equivocada, esa que te cataloga como ‘desastre’ instantes después de que se te fuera a colgar la etiqueta de ‘héroe’. Ante un final movido, el Huesca resistió y, pudiendo ganar y perder, empató.

El balón corrió a tramos y eso impidió brillantez, pero la primera prueba se superó. Con nota. Ahora falta ver si Urko Vera muerde igual que Lázaro y si Vadillo sigue jugando como aquel chaval que, siendo menor de edad, levantaba al Villamarín. Y cuidado, porque, si a estos dos les sumamos la tan ansiada llegada del centrocampista director, el notable de Santo Domingo se quedará corto.

  • Pepelu

    Ya tenía ganas de leer el análisis de sporthuesca. Acertadísimo como siempre Edgar. Me alegro de haber visto el mismo partido que tú jajaja, tengo el ojo graduado un año más XD

  • raulmadryd

    estuve en el campo y me gusto mucho el Huesca esta claro que le falta un poco de ayuda a Samu para mover el ritmo de juego y tener mas compañeros de toque pero en general el equipo salió a ganar en un campo complicado en el primer partido de temporada, si llega a entrar el tiro de Samu al larguero o la ocasión a bocajarro en los primeros minutos de juego …se hubiera visto otro tipo de partido
    les doy un notable ….el portero un 10