Benasque se encuentra inmerso en un fin de semana de pasión por las carreras por montaña. El máximo favorito para el triunfo del Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets, Dani Amat, ha entrado hace poco más de una hora. Paró el crono en 17h10m28s. Este domingo seguirán llegando corredores a meta de la carrera de 108 km y 6.700 metros de desnivel positivo.

El valenciano Dani Amat ha vuelto a ganar el Gran Trail Trangoworld  Aneto- Posets que se celebra en el valle de Benasque. Es su tercera victoria consecutiva. Y esta vez la ha celebrado con un nuevo récord. Los 108 kilómetros y 6.700 metros de desnivel positivo de un recorrido que abraza los dos colosos del Pirineo –Aneto y Posets- en un circuito circular los abrochó en un tiempo de 17h10m26s. El valenciano entró solo, como hizo en la mayor parte del recorrido. También lo pasó mal. En línea de meta confesó que por su cabeza pasó en abandonar por problemas estomacales en la zona del refugio Ángel Orús, pero estos ‘runner’ están hechos de otra pasta. “Los ánimos de la gente, de los voluntarios en los controles me han motivado a seguir”, dijo nada más cruzar la línea de meta donde no escondió el esfuerzo realizado.

Uno de los momentos más emotivos de la carrera fue en su primer paso por el centro de Benasque. Los casi 1.000 corredores que se encontraban preparados para la Salida de la Maratón de las Tucas -2 km y 3.700 metros de desnivel positivo- le hicieron un pasillo a su paso. Dejaba así, los 58 kilómetros de la Vuelta al Aneto y se enfrentaba al recorrido de la Vuelta al Posets. “Cuando lo he visto la verdad es que ha sido impresionante. Se me han puesto los pelos de punta, una gran emoción con todos animando… Ha sido increíble”.

Dos 'runner' no esconden su alegría por llegar a meta en una de las carreras. Foto: I. V.
Dos ‘runner’ no esconden su alegría por llegar a meta en una de las carreras. Foto: I. V.

Los corredores del Gran Trail dieron sus primeras zancadas a las 24.00 del viernes. Encararon unas horas después uno de los pasos más comprometidos de la carrera: Salenques. A la dificultad técnica –nieve- se sumó la inestabilidad atmosférica con frío y niebla lo que se tradujo en un tramo más duro para los ‘runner’. “Además de la nieve estaba lloviznando, la hierba resbalaba mucho y estaba un poco peligroso. Ha habido que ir con mucho cuidado”, relata el corredor valenciano que ‘viajó’ durante la mayor parte de la carrera en solitario. Soltó a los otros corredores fuertes en la zona de Llauset, en el primer tramo de la carrera, lo que supuso un esfuerzo adicional. “En carreras de tantos kilómetros, quieras o no, hablas un poco con otro corredor y se te hace más ameno. En esta ocasión me ha tocado hablar conmigo mismo”. Tras esta victoria, los planes de Amat pasan por decidirse si participa o no en el Campeonato de España que se va a celebrar en septiembre.

El grueso de los participantes en el Gran Trail Aneto-Posets seguirá llegando a meta durante las próximas horas mientras los participantes en la Vuelta Al Aneto y el Maratón de las Tucas iban cerrando su participación poco a poco. El fin de semana de trail de montaña en Benasque se cierra el domingo con la Vuelta al pico Cerler y la Vuelta al Molino de Cerler.

Benasque vive desde el viernes una catarata de sentimientos hacia los corredores. La confluencia de llegadas de los ‘runner’ en la Avenida de los Tilos es una sucesión de emociones. Padres que entran con sus hijos en brazos, amigos que esperan a otros amigos para compartir el sufrimiento de decenas de kilómetros por un territorio de alta montaña y siempre con el aplauso de una afición entregada a los corredores.