Imagen de la última visita del Almería al Alcoraz (1-2) | Foto: Marca
El jugador del FC Barcelona Aleix Vidal y el actual futbolista azulgrana Christian Fernández anotaron en El Alcoraz y hurgaron en la herida de un Huesca que acabó descendiendo a Segunda ‘B’ pocas semanas después.
Imagen de la última visita del Almería al Alcoraz (1-2) | Foto: Marca
Imagen de la última visita del Almería al Alcoraz (1-2) | Foto: Marca

Hace poco más de tres años de aquella soleada tarde en El Alcoraz en la que la UD Almería, que terminó tercero aquel campeonato y logrando el ascenso a Primera División tras derrotar al Girona en la final del ‘playoff’, amargó a un Huesca que se jugaba media vida para mantenerse en la Liga Adelante. Primero Aleix Vidal (30′), tras una gran asistencia de Soriano y después Christian Fernández (58′), con un remate de cabeza, marcaron para el Almería, quien acabó llevándose los tres puntos a pesar del golazo de Dani Pacheco (71′), que únicamente sirvió para recortar distancias.

Era la trigésimo segunda jornada del curso y aquel Huesca al que entonces dirigía el carismático Jorge D’Alessandro se complicó la vida al no sumar en un partido en el que debía hacerlo para no quedarse anclado en puestos de descenso, lugar que ya no abandonó en lo que restó de campaña. El Almería venció en El Alcoraz (1-2) y fue uno de los últimos verdugos de un Huesca que poco a poco veía que su estancia en la división de plata llegaba, cinco años consecutivos después, a su fin.

A pesar del desagradable y fatídico resultado cosechado en la última visita del conjunto almeriense al feudo azulgrana, una temporada antes fue la SD Huesca quien salió victoriosa en terreno altoaragonés. En aquella primera ocasión -y predecesora de la última- en la que el Almería jugaba en El Alcoraz de forma oficial, un tanto de Omar Ramos (54′) le dio el triunfo al cuadro oscense. En esa temporada, la 2011/12, el Huesca terminó 13º con 51 puntos y a penas sufrió para mantener la categoría.

En global, el bagaje de duelos entre Huesca y Almería está a favor de la escuadra andaluza por 2-3, sin que se haya dado ningún empate entre ambos en los cinco encuentros que han disputado. La primera vez que se vieron las caras, el equipo rojiblanco se impuso con un doblete de Ulloa (2-1) -actual campeón de la Premier League con el Leicester City-, y la segunda vez que los azulgranas visitaban el Estadio de los Juegos Mediterráneos, fue mediante un solitario gol de Charles (1-0) que los locales volvieron a hacerse con la victoria.

Sin embargo, al Huesca le queda un buen sabor de boca de su último choque ante el Almería: le venció 1-2 con tantos de Luis Fernández y Machís en diciembre de 2015, rompiendo la estadística en contra que tenía en suelo almeriense en el que supuso el primer triunfo de Anquela al frente de los azulgranas.

  • Fernando Escartín

    Pues sí, Edgar, creo que tienes razón. También aquella plantilla era digna, solo que no se le supo sacar partido. Y no puedo opinar sobre el compromiso e implicación de los jugadores porque no lo sé.

    Sí creo que había muy buenas individualidades, como dices, destacando por encima de todos a David López y Dani Pacheco, a quien no se le dio cancha libre, protagonismo suficiente. Por eso, quizás, este verano no quiso venir de nuevo (oferta económica diferente a la nuestra aparte).

    Y de los mediáticos, sí que me gustó Núñez y su compromiso.

    Desde luego, y no me gusta demasiado Anquela (lo he dicho varias veces), mucho mejor en todos los sentidos que D’Alessandro. Contratarlo fue la mayor pifia que se pudo hacer en todo el año.

    Gracias por tu comentario, Edgar.

  • Fernando Escartín

    Sí, eran otros tiempos. Ellos en racha positiva, llenos de energía y ánimo por el ascenso y nosotros encerrados en un sinsaber y no poder al que D’Alessandro nos llevó. Mucha palabrería, mucho discurso, pero vanal… porque los ánimos y la confianza estaban por los suelos. Solo se confiaba en el descenso dministrativo de Guadalajara y el Murcia.

    Y así no se puede.

    Ellos están mucho peor, nosotros algo mejor (sin demasiadas sobras) pero con tendencia dispar, aunque más optimista. Hay mejores jugadores, creo, mejor equipo titular aunque no puedan jugar todos.

    Está mucho más igualado todo, una guerra de nervios que hay que vencer antes de salir al campo, dejándolos en el vestuario y salir con confianza.

    Podemos y debemos.

    • Edgar Navarro

      Interesante comentario, Fernando. Sin embargo, permítame que me detenga en lo de “mejores jugadores, creo, mejor equipo titular”. En aquel encuentro, y en aquella temporada, contábamos con un Camacho en un momento de forma mejor que el actual, con los mediáticos Diogo, Núñez y Nacho Novo (salvo el último, los otros dos aportaban), con futbolistas con mucha clase como Larena y Juan Carlos y con el mejor y más desequilibrante, Dani Pacheco. Todos ellos liderados desde la medular por David López, un futbolista sobresaliente en el mediocentro (por eso actualmente está en la élite). Sinceramente, no sabría con qué plantilla quedarme pero sí que es cierto que las dinámicas que atraviesan actualmente Almería y Huesca son bien distintas, sobre todo la del conjunto andaluz. A eso nos aferramos, más que nada porque Samu Sáiz no jugará…