Álex López el día de su presentación como jugador del Real Valladolid | Foto: promecal.es
El timón del equipo blanquivioleta, se muestra optimista y convencido de que el equipo romperá la mala dinámica.

Álex López, después de analizar la derrota en Lugo (1-0), habló del partido del sábado ante el Huesca: “Tenemos que levantar la cabeza. Creo que es fundamental que volvamos a tener unas buenas sensaciones, que hagamos un buen partido en las dos áreas y sobre todo estar acertados porque tenemos que conseguir los tres puntos“.

Sobre el sentimiento del vestuario, el centrocampista del Real Valladolid, comentó: “Después de dos derrotas siempre quedas muy fastidiado, al final a nadie le gusta perder porque lo damos todo para ganar. En casa hemos generado muchas ocasiones y tenemos buenas sensaciones. El equipo está fastidiado pero creo que el ambiente es bueno y el equipo está unido. Estamos con ganas de que llegue el partido contra el Huesca para conseguir una victoria que haga ver las cosas de otra manera. Lo importante es que estemos juntos y tener personalidad en el campo”.