¡Somos Huesca, Somos Deporte!

Al Ford, leyenda Peñista

El pasado mes de septiembre se cumplió una década del triste fallecimiento de Alphonso Ford, escolta y ex-jugador del Peñas en la época dorada durante la temporada 1995/96, y en la web oficial de la ACB han querido hacerle un especial homenaje de toda su carrera.

Alphonso Ford nació en la localiad de Greenwood (Mississippi), en Estados Unidos, el 31 de octubre de 1971. Greenwood es una pequeña localidad de 16.000 habitantes y cuya única forma de llegar a hacer algo es a través del deporte. Y para Alphonso, no fue menos.

KIA Automotor Huesca – Seccion CB Peñas
Alphonso Ford, una leyenda. |Imagen: Euroleague

Desde pequeño empezó a jugar a baloncesto, siendo uno de los chavales más importantes de su equipo en el colegio. En 1989 se graduó y llegó a la Universidad Estatal del Valle de Missisipi, donde jugaría con los Delta Devils, en la NCAA. Fue allí donde comenzaría su idilio con las anotaciones. Con 1’88 de altura, “Al” Ford tuvo un comienzo extraordinario en el baloncesto universitario; en su primera temporada consiguió unas medias de 29,9 puntos por partido, siendo líder de anotación del país. En la temporada siguiente, sus números aún crecieron más, 32,7 por partido en sus noches mágicas. Sus dos últimos años en la NCAA fueron los peores para el de Greenwood, 27,5 y 26 puntos por partido, respectivamente, y que dejaban a Alphonso Ford con un promedio total en su carrera universitaria de 29 puntos por partido. Alphonso llegó a batir el record de anotación de 25 puntos por partido en sus 4 años.

Ford debutó el 22 de marzo de 1994, tras pasar por los Philadelphia 76ers, sin llegar a despuntar y acabar jugando toda la temporada  en la CBA. Debutó con los Sonics en un partido contra  San Antonio Spurs que llegaron a vencer por 89 a 105. Su aportación, cuatro puntos en un minuto, con 2/3 en tiros de campo. Cinco partidos después, Ford sería despedido por los Sonics.

En esa misma temporada, pasó por los Clipers y los Sixers donde disputó partidos, pero con rendimiento inferior a lo esperado. Fue entonces cuando vio que no era su liga o que no estaba preparado para ella, y decidió dar el salto a Europa, a una pequeña localidad con equipo en la ACB, el AGB Huesca. Y fue aquí, en España, donde el americano se reencontró con su mejor versión, con la que arrasó los aros del baloncesto universitario. Alphonso Ford debutó en Huesca frente a Unicaja, y aunque no pudo evitar la derrota de su equipo ante el conjunto cajista, comenzó la que sería una temporada sin igual en anotación. Comenzó con 21 puntos, 6 rebotes y 16 de valoración.

Anotó en la misma temporada 41 puntos al Joventut, 38 al Orense, 36 al TAU, 32 a Estudiantes, con unas medias de 25,07 puntos por partido, 4,14 rebotes y 24,16 de valoración

Al Ford durante su temporada con el AGB Huesca | Imagen: ABC

Al no bajó de 11 puntos en toda la temporada, acabando sólo dos partidos por debajo de los 10 de valoración. Anotó 41 puntos al Joventut, 38 al Orense, 36 al TAU, 32 a Estudiantes (y 41 de valoración, su tope del año). Sus promedios al final del año, 25,07 puntos por partido, 4,14 rebotes y 24,16 de valoración, además de conseguir la permanencia del AGB Huesca, al vencer en el ‘playout’ por 3-1 al Festina Andorra, con 27 puntos de media en los cuatro partidos.

Sin embargo, lo conseguido en la cancha no corrió la misma suerte en los despachos, y el AGB Huesca se vio obligado a vender su plaza ACB, pues la situación económica del club era insostenible. Alphonso Ford dejaba la liga y abría sus brazos a Europa: su siguiente destino, Grecia.

Allí, Ford firmó dos años por el Papagou, donde coincide con Georgios Diamantopoulos, y lidera la liga griega en anotación, con 24,6 puntos por partido, y consigue, además, que el club finalice en séptima posición en liga, clasificándose así para la Copa Korac en la siguiente temporada.

Para Ford llegó la peor noticia de su vida, era diagnosticado de Leucemia

Al finalizar la temporada con el Papagou, llegaría la peor noticia de su vida, Ford era diagnosticado de leucemia, y los médicos le recomendaron estar una temporada en blanco.

En la temporada 2000/01 logró el título de máximo anotador de la Euroliga con 26 puntos por noche.

En la 2000-2001, se desató la locura; Ford consigió de nuevo superar la barrera de los 20 puntos por partido en liga griega (23,7), además de lograr el título de máximo anotador en la Euroliga, estableciendo el récord promedio en una temporada con 26 puntos por noche. Entre sus recitales, 41 puntos ante el Baskonia en el ‘playoff’ posterior a la primera fase, aunque su equipo cayó 2-0 frente a los vitorianos. Finalizó la temporada como MVP de la liga griega, y demostrando que podía codearse con los mejores de Europa.

La temporada 2003-2004 sería la última para Alphonso Ford. En verano firmó por el Scavolini Pesaro, donde coincidiría con jugadores como Sasha Djordjevic. La leucemia se encontraba en un estado muy avanzado y, aun así, mantuvo su extraordinario nivel un año más. Finalizó la liga con 22.2 puntos por partido, llevó al equipo a la final de la Copa Italiana y finalizó la liga en cuarta posición, permitiéndole al Scavolini disputar competición europea la siguiente temporada.

Pero algo no iba bien. Alphonso se encontraba cada vez más débil, y su estado empeoraba semana a semana. Todavía tuvo tiempo para tener un último gesto con los aficionados a todo el baloncesto en Europa, enviando el siguiente mensaje:

Ford con el Pesaro |Imagen: ribariba12.bloog.it

“Queridos amigos, estoy en la desafortunada situación de tener que anunciar que no estaré en condiciones de disputar la temporada 2004-05 con Scavolini. Desafortunadamente mis condiciones de salud no me permiten, en este punto, competir como un atleta profesional. En este momento estoy totalmente agradecido a todo el mundo y a todos los entrenadores, compañeros, tifosis, árbitros y dirigentes, en el curso de todos estos años que me han dado la oportunidad de competir en el deporte que he amado más. En lo que respecta a mi club, Scavolini Pesaro, deseo de corazón dar las gracias a cada persona de la organización, a mis compañeros de equipo, a mi entrenador y a nuestra gran afición. Vosotros debeis continuar teniendo fe. Sois fuertes y combatís duro. Mi corazón siempre estará con vosotros”.

La luz de los ojos de aquel que iluminó el baloncesto en Europa se apagó. Alphonso Gene Ford falleció el 4 de septiembre de 2004 en Memphis (Tennessee), a los 32 años de edad. La leucemia, le arrebataba al mundo del baloncesto uno de los mejores jugadores que han pisado el viejo continente, y al mundo en general, un ejemplo de lucha y superación.

Los homenajes se repartían por todo Europa, y la Euroliga decidió cambiar el nombre al trofeo de máximo anotador de la competición, y nombrarlo como Trofeo Alphonso Ford, para que no olvidar al gran Al Ford, uno de los mejor jugadores que ha pasado en la historia del Peñas Huesca.

Video homenaje a todos los jugadores que han vestido la camiseta verde en los 12 años de ACB

.

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios