Este miércoles -20.30- despide el Bada Huesca la temporada en el Palacio de los Deportes contra Benidorm. El encuentro tendrá su carga emotiva con el adiós a tres jugadores que han sido protagonistas de la historia más reciente del club: Rochel, Eloy y Novelle.

El Bada Huesca cierra este miércoles la temporada de casa contra el Benidorm. Luego, tan solo quedará la visita a tierras gallegas para jugar contra el Teucro y abrochar una campaña de la que se esperaba mucho y se quedó en poco. A partir de las 20.30 arranca el partido contra un Benidorm con jugadores que defendieron el escudo del club altoaragonés y que, sin duda, va a tener sabor de despedida. Se van Rochel, Eloy y Novelle. Se van tres jugadores básicos para entender lo que se ha visto sobre el 40×20 del Palacio de los Deportes en los últimos cuatro años. Y también dejan el club Doldán y Pejanovic.  La próxima temporada habrá una nueva columna vertebral en el Bada Huesca.

Eloy gana la posición y se dispone a lanzar en el partido contra Puente Genil. Foto: Carlos Pascual
Eloy gana la posición y se dispone a lanzar en el partido contra Puente Genil. Foto: Carlos Pascual

Y el partido de este miércoles contra Benidorm llega también marcado por las lesiones. En este caso, el equipo vive pendiente de un tobillo de Pejanovic. El portero arrastra molestias y es duda. Con Arguillas lesionado –hernia inguinal-, el técnico tiene que echar mano de la cantera para completar la portería y cruza los dedos para ver si puede contar con Misha bajo palos. Y todo esto con la octava plaza en juego. Benidorm y Huesca pugnan por ese puesto de cara a la próxima edición de la Copa del Rey. La derrota del Benidorm contra el Cangas en la pasada jornada les ha alejado de ese puesto a los alicantinos y es Cuenca –juega contra Granollers- quien tiene los mismos puntos que Bada Huesca.

Eloy, con las pinturas de guerra

Los alicantinos llegan a la cita dejándose llevar a tenor de los últimos resultados. Potencial tienen y de sobra. Aquí ya dejaron muestra de su clase Cuartero, Emilio Esteban y Carlos Grau. Otra gozada verlos sobre la pista por lo que tanto dieron al siete altoaragonés en un duelo donde cobra especial protagonismo Eloy. El pivote capitalizará buena parte del foco del encuentro. Jugará  en Benidorm las dos próximas temporadas.  “Va a ser un poco raro. La verdad es que sí va a ser extraño, porque juego mi último partido defendiendo al Huesca en el Palacio y lo hago contra quien va a ser mi equipo los dos próximos años”, acota el pivote que, con una sonrisa asegura que lo que no va a faltar sobre la pista va a ser lo que marca su juego: la absoluta entrega. Responde de forma afirmativa y entre risas cuando se le pregunta si ya está con las pinturas de guerra para el encuentro.

El pivote no esconde que partidos como el del miércoles gustan. Enfrente tendrá a un grupo de jugadores donde se combina la rivalidad con la amistad. Con muchos de ellos ha competido desde la infancia, ha compartido equipos e incluso han jugado juntos en la selección valenciana de balonmano.

El técnico del Bada, José Francisco Nolasco, advierte del potencial del Benidorm y espera que la afición del siete oscense acuda a la grada para apoyar al equipo en una fecha tan señalada en cuanto al adiós de jugadores importantes en la historia reciente del club.