Luis Alberto Hernando quiere conseguir mañana en la prueba canaria su tercer triunfo consecutivo. Por delante, 74 kilómetros para una carrera por montaña que se vive en la isla de La Palma con gran pasión por los aficionados.

Luis Alberto Hernando abre mañana su ciclo competitivo más exigente de carreras por montaña más con su participación en la Transvulcania. Se encuentra fuerte y nervioso. Llega a la gran cita de Canarias con la responsabilidad de quien sabe que ha ganado sus dos ediciones anteriores, la entereza de que es el centro de muchas miradas y los nervios a flor de piel. Llega después de haber ganado la Rioja Wine Ultratrail. Como todas las carreras por montaña, tengan el formato que tengan, otra carrera dura, pero la Transvulcania es otra cosa. Está en el grupo de las más grandes. Y el burgalés afincado en Jaca siente esa sensación de todo deportista antes de una cita potente. Cuando se le pregunta por sus sensaciones responde, vía ‘wasap’, con la palabra nervioso estirando al máximo la o para rematar que tiene “muchas ganas de que den la salida y amansar los nervios”.

Hernando y Chema Martínez descienden la Peña Oroel a buen ritmo.
Hernando y Chema Martínez descienden la Peña Oroel a buen ritmo este invierno.

Por delante tendrá un buen puñado de kilómetros. Lleva ya varios días en el escenario de la carrera, sobre todo, para aclimatarse. En twitter ya mostró sus Adidas con las que se presentará en la salida listo para engullir lo más rápido posible los 74 kilómetros y 8.407 metros de desnivel acumulados por la isla de La Palma en una carrera que se podrá seguir por la propia web de la prueba –www.transvulcania.info- y que Luis Alberto Hernando la define como “un circuito precioso, un entorno excepcional, una organización excelente y toda una isla volcada”.  El pasado año venció con un tiempo de 6h52m39s y el anterior empleó tres minutos más en llegar a meta por delante de Kilian Jornet que la ganó en  2013 con Hernando segundo.

Tras correr en Canarias, el calendario acercará Hernando a Zegama, la gran cita mundial de carreras por montaña, con lo que tendrá que descansar bien y reponerse de la paliza en La Palma para buscar los primeros puestos de la prueba que se celebrará en tierras vascas con la presencia de los mejores en la línea de salida el 22 de mayo.

La apuesta de Hernando para esta temporada es exigente. Sus siguientes citas serán: 23 de julio en la Buff Epic Run que es el campeonato del mundo de ultras de la ISF, 26 de agosto en la Ultratrail MontBlanc y cerrará el periplo el 29 de octubre en la Transpeneda-Gerés, que es el campeonato del mundo de la IIAF.