Luis Alberto Hernando, en una imagen de archivo..
Un año con muchos nombres propios en el trail running oscense donde destacan las figuras de Luis Alberto Hernando y Manuel Merillas, o sus relevos naturales, nuevos valores como Raúl Criado y Daniel Osanz. En lo referente a carreras, continua el auge de las mismas gracias a los dos circuitos, la Challenge Huesca la Magia de los Pirineos y el Circuito Trangoworld.
Luis Alberto Hernando con un tiempo de 4:40:37, ganador de la Maratón de las Tucas (42km) | Foto: Javier Melero
Luis Alberto Hernando ganador de la Maratón de las Tucas | Foto: Javier Melero

Hablar de la temporada de Luis Alberto Hernando es hablar de victorias y podiums en grandes carreras internacionales. Enfocada desde un primer momento a la larga distancia con la UTMB en el horizonte, lo que le llevó a competir menos de lo habitual, comenzaría la colección de triunfos importantes adjudicándose allá por mayo la Transvulcania en la isla de La Palma. Otro triunfo de valor llegó a primeros de julio con la Ice Trail Tarentaise, que a la postre le valió para llevarse el Campeonato de Europa de Ultras. Ya de vuelta en casa, sumó un nuevo triunfo a los pies del Posets en la Maratón de las Tucas disputada en Benasque.

Entre victoria y victoria dejó varias actuaciones de gran mérito, como la plata en los 85 kms del Mundial de Annecy y otro segundo puesto en la Tromso Skyrace, esa durísima maratón diseñada por el mismísimo Kilian Jornet y que transcurre por los fiordos del norte de Noruega.

Todo lo anterior formaba parte del plan ideado por Luis Alberto y su equipo para llegar en la mejor forma posible a la salida de la UTMB. Las 100 millas alrededor del macizo del Mont Blanc son la prueba reina del trail running mundial, el Tour de Francia de este deporte. Para un favorito como Luis Alberto no debe de resultar sencillo gestionar todos los factores que se presentan en la prueba gala. Por delante hay decenas y decenas de kilómetros subiendo y bajando collados, una larga noche en la montaña y un cansancio que aumenta con el paso de las horas y que te impide pensar con claridad. Alrededor, rivales tan preparados como tú, unos ceden, otros no y otros incluso se escapan. Fue lo único que al final se escapó al control de Luis Alberto, que tuvo que ver como un poderoso Xavier Thevenard decidió marchar en solitario en pos de la victoria. Fue el momento de olvidarse del triunfo por mucho que duela pensar en los esfuerzos realizados para estar ahí, fue el momento de usar la calculadora y de administrar las fuerzas para que sus piernas le llevaran a alcanzar la segunda posición en la meta de la carrera más importante del mundo. Todo un triunfo.

Tanta gran actuación a lo largo de la temporada de ultras merecía algún tipo de reconocimiento. Al final fueron dos, ya que por un lado la suma de puntos de sus actuaciones le hizo ganar las UltraSky World Series. El otro reconocimiento llegó desde los despachos del CSD con la concesión de la Medalla de Bronce al Mérito Deportivo.

Manuel Merillas

Foto: carreraspormontana.com
Foto: carreraspormontana.com

Este joven skyrunner leonés, militar que pasa buena parte del año en Jaca, también puede estar orgulloso de su magnífica temporada. Sus victorias se produjeron en territorio nacional (Travesera Picos de Europa, Zumaia Flysch, Gorbeia Suzien y Marató de Montseny), siendo el auténtico dominador de las series nacionales de Skyrunning que engloban a España, Andorra y Portugal.

En su periplo internacional también dejó su sello de calidad. Tuvo meritorias actuaciones y podiums en importantes carreras del calendario internacional como la Dolomites Skyrace, la Matterhorn Ultraks, Lantau 2 Peaks y la Limone Extreme que le valieron para lograr el subcampeonato mundial de las prestigiosas Skyrunner World Series. A todo esto hay que añadir el subcampeonato de Europa de ultras, al entrar en segunda posición y tan sólo por detrás de Luis Alberto Hernando en una clásica del verano alpino como es la Ice Trail Tarentaise.

Presente y futuro

Pero el trail running altoaragonés no se queda en esos dos grandes nombres. Entre la legión de corredores cabe destacar varios nombres que aunque a otro nivel, también han brillado en este 2015. Como por ejemplo Kiko Navarro, con victorias en pruebas de fondo como el Gran Trail Ternua Sobrarbe y el Trail Valle de Tena, además de sumar el Campeonato de Aragón de Kilómetro Vertical en un marco incomparable como es el Ibón de Plan.

Sergio Cazcarro también ha completado un magnífico año con sus cuatro triunfos en pruebas de la provincia, destacando entre ellos la victoria en Panticosa en el Trail Valle de Tena 4K. Y hablando de la prueba tensina, no podemos olvidar a Óscar Pérez, alma mater de la prueba y uno de los mejores ultrafondistas del mundo que este año se adjudicó la Ultra Trail Valls d’Aneu y finalizó en séptima posición en los 330 kms del Tor des Geants.

Raúl Criado en la meta de la Limone Extreme | Foto: Raúl Criado
Raúl Criado en la meta de la Limone Extreme | Foto: Raúl Criado

En lo que respecta al futuro, el relevo generacional está asegurado con dos jóvenes promesas que apuntan alto, dos diamantes por pulir. Raúl Criado, veinteañero de Canfranc, ha confirmado este año su progresión con destacadísimas actuaciones en las maratones de la Ultra Pirineu y de su querida Canfranc-Canfranc, además de un segundo puesto junior en la Limone Extreme, dentro de las Skyrunner World Series. Incluso ha llegado a dar un paso más allá adentrándose en el mundo de la resistencia marcando un nuevo record en los 78 kms de la Ruta de los Contrabandistas. El futuro de nuestro trail running está escrito en sus piernas.

Como también lo puede estar en las del jacetano Daniel Osanz. Sus características como corredor son distintas ya que está más hecho para pruebas cortas y rápidas como la Osan Cross Mountain que se adjudicó el pasado abril, siendo tal vez el kilómetro vertical su especialidad tal y como quedó demostrado en Fuente Dé cuando venció en el Campeonato de España cadete de KV. Habitual de otras disciplinas como el cross, el duatlón y el triatlón, la Federación Aragonesa de Montañismo le nombró mejor deportista masculino de este 2015.

Carreras y circuitos

Logo Challenge Huesca la Magia | Foto: huescalamagiadelrunning.es
Logo Challenge Huesca la Magia | Foto: huescalamagiadelrunning.es

Muchas de las pruebas que se celebran en territorio oscense se integran en uno de los dos circuitos existentes. El principal de ellos y que más focos atrae tanto dentro como fuera de la provincia es la Challenge Huesca la Magia de los Pirineos. Se trata de la unión de los 5 ultras que se disputan en el Pirineo Aragonés entre los meses de junio y octubre, y que tiene un carácter más de reto que de competición. El Gran Trail Ternua Sobrarbe abre la veda, se trata del más asequible tanto por distancia (66 kms) como por desnivel (3.900 m+). La fiesta sigue con la mayor de todas en cuanto a participación, y es que al valle de Benasque acuden más de 2.000 corredores cada año para participar en alguna de las cuatro pruebas que tiene el Gran Trail Aneto-Posets, con la reina prueba de 110 kms. Más tarde, agosto vió nacer una nueva prueba, el Trail Valle de Tena. Pese a sus 78 kms de marcado carácter alpino y situando su techo en los 3.055 metros del Garmo Negro, el cansancio que generó en los participantes no evitó que se llevara una crítica muy favorable en su primera edición. Algo que no ocurrió con el estreno de los 100 kms de la Ultra Canfranc-Canfranc, y es que una meteorología muy desfavorable sacó a relucir las carencias organizativas de la prueba con mayor desnivel, algo que ya se han apresurado a corregir de cara a la próxima edición. Y como viene siendo habitual, cerró en octubre la Challenge otra con gran prestigio, la Ultra Trail Guara Somontano.

Las carreras de distancias más cortas y accesibles para los corredores populares se engloban en el Circuito Trangoworld de Carreras Pirenaicas, que en este 2015 contaba con hasta 7 pruebas repartidas a lo largo de la temporada. Abrieron la temporada en abril los siempre exitosos 17 kms de la Osan Cross Mountain para continuar con una serie de carreras que presentan unas distancias entorno a los 25 kms como son la Peña Canciás y O Viento Rondador en mayo. Tras un breve descanso estival se recuperó la competición a mediados de agosto con el Último Bucardo y el Paso de L’Onso. El circuito se guardó para el final, como ya viene siendo habitual, sus dos pruebas más duras con la Puyada a Oturia, la cita con más desnivel con sus 2.200 metros positivos, y el Maratón Blanco de la Jacetania, este año más blanco que nunca. La general del circuito, que alcanzaba su cuarta edición, acabó proclamando como vencedores del mismo a José Luis Capilla y Berta Pérez.