Las despedidas se han acumulado a lo largo de este último mes. Varios jugadores han firmado una gran temporada y otros equipos no han tardado en fijarse en ellos. Otros, en cambio, han decidido colgar las botas y finalizar su carrera deportiva. Durante la temporada, marcada por las irregularidades, el conjunto oscense llegó a pelear por los puestos europeos. Y lo que son las cosas, la retirada del BM Aragón de la competición y, por tanto, los cuatro puntos contra ellos conseguidos encendieron las luces de alarma.

Bada Huesca despide un año más la temporada en la Liga Asobal. Tras un año repleto de irregularidades, el conjunto de José Nolasco dice adiós a una campaña que muchos han deseado que acabase. Las lesiones y el calendario han sido dos duras piedras para un equipo que llegó a soñar con Europa en ciertos momentos de la temporada, pero que terminó mirando la clasificación y, como suele decirse en estos casos, pidiendo la hora.

Al final, objetivo cumplido. Bada Huesca estará en la máxima categoría en el 2017. La afición oscense podrá disfrutar del mejor balonmano un año más en el Palacio de los Deportes. Desde el momento en que la permanencia fue un hecho, la directiva se puso manos a la obra para confeccionar la plantilla del año que viene. Las pocas ayudas institucionales han llenado de incertidumbre los despachos oscenses. De momento, no suenan las alarmas y no se espera que Huesca siga los pasos del Balonmano Aragón.

Pero la realidad del equipo es dura. Muchos de los jugadores más destacados han dicho adiós a la capital altoaragonesa en este último mes. Unas despedidas han podido doler más que otras. La marcha de Escribano, un chico que se ha criado en la casa y que llegó al primer equipo desde las categorías inferiores, sorprendió a muchos aficionados. Pero es gracias a ellos, los jugadores, por lo que el Bada Huesca ha mantenido la categoría un año más. Algunos han pasado un mal año. Por ejemplo, una lesión de larga duración mantuvo a Albert Pujol alejado de las pistas durante gran parte de la competición. Por otro lado, algunos jugadores como Álvaro Cabanas han cuajado en el Huesca la mejor temporada de su carrera deportiva. Este es el resumen de los jugadores:

  • Dimitrije Pejanovic: El veterano portero arribó a la capital oscense procedente del Fraikin Granollers. Su fichaje era la seña inequívoca de que el equipo iba a ir a por todas. Sin embargo, ‘Peja’ no encontró acomodo. Firmó algún partido de calidad, pero rindió por debajo de lo que se espera de un jugador con su talento bano palos. Acabó contrato y abandonará la disciplina rojilla.

 

  • Dani Arguillas Llegó como segundo portero rescatado por el BM Huesca de categorías inferiores y se ha consolidado. Sus casi 20 minutos sin encajar un gol en el partido contra Anaita en Pamplona fue algo memorable. Otras actuaciones sorprendentes le dejan en disposición de ser el titular la próxima campaña.

 

  • Álvaro Cabanas en el partido frente al FC Barcelona en el Palacio del pasado año | Foto: sporthuesca.com - C.Pascual
    Álvaro Cabanas ha sido el máximo anotador del equipo esta temporada | Foto: sporthuesca.com – C.Pascual

    Álvaro Cabanas: El extremo zurdo ha sido el máximo anotador del Bada Huesca con 159 tantos y el quinto máximo goleador de la liga. El jugador alicantino firmó una temporada que le llevó a ser convocado por la absoluta al caer lesionado Saubich. Llegó el pasado verano procedente del Balonmano Villa de Aranda y aunque tenía un 1+1 de contrato con el BM Huesca recala en el Granollers.

 

  • Albert Pujol: El lateral izquierdo recaló en las filas oscenses el pasado mercado de verano, cuando firmó por un año con opción a otro. El jugador, que llegaba desde el Benfica, era uno de los fichajes más destacados de la temporada hasta que una lesión grave le dejó fuera de las pistas para el resto de la temporada. Un caso parecido al de Eloy la temporada pasada. Una pena que en Huesca no se pudiera ver su enorme potencial.

 

  • Martín Doldan: El argentino también fue uno de los nuevos fichajes del equipo aragonés para esta temporada que llegó para ayudar a Eloy en una posición en la que había déficit. El técnico Nolasco ha contado con él en todos los partidos de Liga Asobal, llegando a anotar 84 goles. Tras una buena actuación, dice adiós a la ciudad oscense y pone rumbo a Cuenca.

 

  • Abraham Rochel: El central arrancaba la temporada como uno de los veteranos del club. Rochel llegaba al Balonmano Huesca para asentar al conjunto rojillo en la máxima categoría. Tras varios años en los que ha cargado al equipo a la espalda -tanto en España como en Europa- anunció su retirada de forma sorpredente. Tras cuatro años, el central buscará nuevos retos lejos de Huesca.

 

  • Jorge Lafuente: Tras debutar con el primer equipo la temporada pasada a causa de las numerosas bajas, el central se ganó un puesto en el equipo de Nolasco. A pesar de no ser una de las prioridades para el técnico rojillo, Lafuente ha participado en 24  partidos de Liga y ha contribuido con cinco goles. Unos números que, aunque no inviten al optimismo para la próxima campaña, reflejan el esfuerzo y el compromiso de los jóvenes de la casa.

 

  • Eloy González: El pivote afrontaba la nueva temporada como un nuevo reto. Una lesión le impidió jugar durante prácticamente todo el 2015. Una baja que el Bada Huesca acusó durante toda la temporada. El nuevo año se presentaba como una nueva oportunidad. Eloy, uno de los culpables de que Bada Huesca llegase a Europa, regresaba a la cancha. El jugador ilicitano ha sumado casi 50 goles en los 30 partidos de liga, ayudando también en tareas defensivas. Al igual que su compañero Rochel, Eloy ha puesto punto y final a su etapa en Huesca y ya busca nuevos retos.

 

  • Mikel MugerzaCuarenta goles en 25 partidos. El lateral derecho ha visto lastrado su juego por las lesiones, pero cuando ha estado a plenitud ha sorprendido en tareas ofensivas gracias a la velocidad de su lanzamiento.

 

  • Pepe Novelle: Otra de las piedras angulares del equipo que dice adiós. El jugador llegó a la disciplina oscense un año después que Eloy y Rochel. Vivió los años dorados del Bada Huesca, llevando el nombre de la ciudad hasta la competición europea. Las lesiones le han marcado esta temporada, pero es de esos jugadores que en plenas condiciones físicas aporta potencia en el lanzamiento y transmitía seguridad a la grada. 60 goles en 23 partidos, números para nada pobres en el último año del lateral.

 

  • Alejandro Marcelo: El joven lateral- tan solo 23 años- está llamado a ser uno de los jugadores importantes del equipo. En solo 23 partidos ha llegado a anotar 66 goles. Se ganó por derecho propio a jugar el partido de las estrellas a finales de 2015 contra el combinado nacional. Está llamado a tomar el testigo de los más veteranos la temporada que viene, siempre que se recupere bien de los problemas en un rotuliano. Con confianza es pura dinamita.

 

  • Adrián Nolasco: Al igual que Marcelo, tuvo la ocasión de disputar el partido de las estrellas. El técnico ha contado con Nolasco para los 30 partidos de la Liga Asobal y ha ayudado al equipo con 55 goles. Tras varias temporadas en el club oscense, donde no ha gozado del protagonismo suficiente, pone rumbo a Cuenca, donde jugará la próxima temporada.

 

  • Oier García: Una de las nuevas incorporaciones del pasado verano. El extremo, que procedía del Barakaldo, ha participado en los treinta partidos de liga, con unos registros goleadores aceptables. Los 55 goles anotados han servido para que Nolasco lo quiera en el equipo la temporada que viene. Además, el equipo ha premiado al jugador como el más regular. La directiva trabaja en su renovación.

 

  • Díjà: Se convirtió en una de las estrellas del equipo nada más pisar Huesca. El lateral brasileño llegó a tierras aragonesas en el mercado invernal de 2015 y desde entonces no ha dejado de meter goles. Esta temporada, aunque no haya registrado los mismos números ha logrado goles decisivos. Ha participado en todos los encuentros y ha anotado 120 tantos. Se le acaba el contrato pero tiene opción a otro año más. Está llamado a ser uno de los jefes del vestuario.

 

  • Escribano se despide de la afición en su último partido con el número 23 de fondo | Foto: C. Pascual

    Marco Escribano: El chaval, el canterano ejemplar, el de la casa dice adiós a Bada Huesca tras permanecer toda la vida y subir desde las categorías inferiores. Siete años en el primer equipo han bastado para convertirse en uno de los capitanes del equipo rojillo. Aunque no haya gozado del protagonismo que otros jugadores han tenido, Escribano ha estado en los peores momentos. Debido a las lesiones de la temporada pasada, el jugador oscense tuvo que -incluso- adaptar su posición y jugar de central. Al final, la Medicina ha podido con el deporte. Tras acabar la carrera, el joven extremo anunció su retirada del balonmano para poder centrarse en el MIR.

 

  • Marco Mira: Hablar de Marco Mira es hacerlo del eterno defensor. Uno de los pocos jugadores específicos por puesto del equipo. El cántabro seguirá un año más en el vestuario del BM Huesca donde, sin duda alguna, tiene que ser quien lleve los galones. Cuando no ha estado sobre el 40×20 por las lesiones, el equipo lo ha notado.

 

  • Víctor Sánchez: Vivir compitiendo en el puesto con Álvaro Cabanas no ha debido de ser fácil, pero no se le puede poner un solo pero al extremo que siempre que ha saltado al 40×20 lo ha dado todo.

 

La mitad de la plantilla dice adiós. Es la palabra más repetida en las últimas semanas en el entorno del Bada Huesca. Adiós a muchos jugadores, todos ellos importantes y que dejarán un enorme vacío en el vestuario. Ahora toca renovarse. La directiva trabaja en la confección de la nueva plantilla para la temporada que viene. Prueba de ello es el nuevo fichaje, Javier Ariño del Balonmano Aragón, que llega para suplir la difícil baja de Cabanas. Queda un largo recorrido en este verano, y sin las ayudas institucionales, sustituir a estas bajas va a ser una ardua tarea. Puede que los objetivos para la temporada no sean volver a Europa. El presupuesto que tiene el club a su disposición no es el más elevado. Pero no hay que olvidar que estos jugadores hicieron soñar a la afición con volver a disputar la competición continental. Gracias a ellos, el Bada Huesca estará en la élite y jugará contra los mejores.