Este próximo sábado, la SD Huesca regresará al Carlos Tartiere 37 años después de su primera, única y última visita en partido oficial de liga, cuando cayó por 1-0 ante el Real Oviedo.
Jove, el portero de la SD Huesca en aquel encuentro | Foto: Diario Región (Oviedo)
Jove, el portero de la SD Huesca no pudo evitar el tanto de Herbera | Foto: Diario Región (Oviedo)

Fue un 22 de abril de 1979 el día en el que la SD Huesca disputaba un partido oficial del campeonato liguero de Segunda División ‘B’ en el estadio del conjunto ovetense. Ambos equipos militaban en el Grupo 1 de la categoría de bronce del fútbol español y se vieron las caras en un duelo que suponía el primero para la entidad azulgrana en el Carlos Tartiere. El resultado final fue de 1 a 0 a favor de los locales, por los que anotó Herbera con un gol de cabeza.

En un terreno de juego que presentó, a pesar de disputarse en ambiente primaveral, unas malas condiciones, claudicó una SD Huesca cuyo once inicial era el siguiente: Jove, Ausaberri, Román, Pedro, Bárcena, César, Bal, Camarón, Porta, Chirri y Bandres y entrenado por Lasa. El Real Oviedo fue dueño y señor de una primera mitad en la que tuvo el balón y provocó ocasiones claras de gol que, a causa del desacierto, no se materializaron.

Fue en el segundo acto cuando llegó el ansiado tanto: en el minuto 30 de esta segunda parte se produjo una falta fuera del área en la parte derecha contra la portería del Huesca, defendida por Jove, un guardameta seguro, atlético, barbudo, y de gran estatura. Javier, un futbolista del cuadro carbayón, centró la falta hacia el punto de penalti y Herbera, prácticamente solo y sin oposición, conectó un espléndido cabezazo que se coló por la meta defendida por Jove, que nada pudo hacer para detenerlo.

Al Real Oviedo le costó mucho sacar adelante aquel encuentro ante “un correoso Huesca, con sus veteranos y fornidos jugadores, su pegajosidad en el marcaje y su buena preparación física”, tal y como lo relató en el diario Región de Oviedo Luis José Ávila, periodista español nacido en 1945 y que escribió la crónica del choque. Lo mejor del equipo azulgrana en aquel encuentro fue la contundencia de la defensa, algo que deberá repetir este sábado si quiere sacar algo de provecho de la capital ovetense.

Un duro 4-0 como Unión Deportiva Huesca

Años antes del enfrentamiento relatado, Oviedo y Huesca ya se habían visto las caras en dos ocasiones. En la campaña 1951/52, tanto uno como otro conjunto se enfrentaron cuando militaban en Segunda División, con un resultado de 4-0 en el Carlos Tartiere en la ida del campeonato y de 2-1 a favor de los azulgranas en la vuelta. En el primer encuentro, que data del 11 de noviembre de 1951, el Real Oviedo goleó a un Huesca que todavía no era Sociedad Deportiva y que no lo fue hasta su fundación en 1960, cuando pasó a llamarse SD Huesca y ser el club que es hoy en día.

  • Fatalista

    ¡Qué goles de falta metía Ausaberri!

  • Mario.

    Jover quise decir. El autocorrector me jugó una mala pasada. Perdón.

  • Mario.

    El portero se llama Vicente Joven.
    Bal es con V.
    Hay que documentarse bien.